Montar una Franquicia en España

26 Junio, 2017
Montar una Franquicia en España

Después de varios años trabajando en el negocio de la Hostelería, empecé a plantearme la opción de abrir mi propia franquicia.

Lo primero que hice fue intentar recopilar toda la información que me fuera posible para tener una opinión bien contrastada antes de embarcarme en una aventura tan importante.

También acudí a ferias como Expofranquicia que se celebra en Madrid y donde tuve la oportunidad de conocer a muchos profesionales del sector. Supe del estudio “La Franquicie en España en 2017” elaborado por la Asociación Española de Franquicias que afirma que el sistema de franquicias español sigue creciendo por tercer año consecutivo, tanto en el número de redes y establecimientos como en el empleo ganando y facturando con un crecimiento anual que ronda el 3% de las franquicias.

De este modo, se consolida como modelo de negocio seguro para muchos emprendedores y genera un total de 268.986 empleos en España, aproximadamente.

No cabe duda de que el sector de las franquicias en España es uno de los más importantes para el autoempleo y la expansión de negocios.

Qué necesitamos para montar una Franquicia

Después de conocer estos interesantes datos, también consulté todo lo que era necesario para montar una franquicia. Al fin y al cabo, no es una decisión que debamos tomarnos a la ligera y conviene no solo pensarlo detenidamente sino también tener muy claros todos los requisitos y si estamos en una buena situación para cumplirlos sin tener riesgos posteriores.

Una vez que conocemos todos estos requisitos nos será más fácil tomar la decisión adecuada.

En mi caso, por ejemplo, tenía un buen amigo que me había hablado de Area Asesores, una empresa dedicada al asesoramiento y la consultoría inmobiliaria, especializada en la inmobiliaria empresarial.  Fue así como di fácilmente con el local perfecto para abrir mi franquicia a un precio que podía afrontar, esta fue una de las principales razones que me ayudó a decidirme finalmente.

Para montar una franquicia de restaurantes, muchas veces se exige contar con un local con una buena fachada, salida de humos y en una localización con una alta afluencia de personas.

Por otra parte, conviene dedicar tiempo a descubrir la franquicia más acorde a nuestros valores e intereses. Una vez elegida franquicia, contactamos con la persona responsable, o bien con su representante y le solicitamos el dossier de la franquicia, documento en el que se recogen todos los requisitos necesarios para montar la franquicia.

Debemos tener claro, en este proceso inicial, las características del local (superficie, fachada, ubicación, ventilación) así como su localización (número de habitantes de la población, si es zona céntrica y turística), el requisito de compra inicial de mercancía, el pago por la instalación de los elementos del local.

También hay que efectuar, en esta fase, una serie de pagos que son habituales en el sector del franquiciado, como son el canon de entrada, una aportación que se hace al propietario de la franquicia por los derechos de uso de la marca, y los royalties por gestión, publicidad y otros.

Una vez que nos hemos decidido a dar el paso, el propietario (franquiciador) y nosotros (franquiciado) preparamos y firmamos un contrato de franquiciado, que es un documento base que recoge los derechos y obligaciones de cada parte.