Capturar y atesorar los mejores momentos

18 agosto, 2015

El momento más importante de nuestras vidas tiene que quedar guardado como oro en paño en nuestra memoria. Las fotografías de boda han sido, son y serán siempre uno de los pasos más bonitos de la pareja en los preparativos y durante la propia ceremonia. El fotógrafo Luis Oliva es un perfecto conocedor de ello. Para comprobarlo solo hace falta acudir a su web y echar un vistazo a las galerías. Las fotografías inmortalizan momentos preciosos, tanto espontáneos como imágenes preparadas, y lo hacen con una delicadeza y un acabado que anuncia el trabajo cuidadoso de un profesional tras el objetivo. Y es que para nuestra boda, la comunión de nuestros hijos o el bautizo de nuestro pequeño siempre queremos lo mejor.


Es difícil que un negocio de fotografía se torne en una franquicia. Podemos hablar de grandes tienda como FotoPrix y otros tipos, que sí han llegado a conseguirlo, pero más por el lado de la venta de útiles e impresión de imágenes que por el apartado creativo. En el ámbito de la creatividad, lo normal es que un fotógrafo sea reconocido por su nombre y por su calidad profesional, no tanto por el sello o marca para la que pueda desarrollar su labor. Aunque, por supuesto, existen grandes fotógrafos de bodas, bautizos y comuniones que pertenecen a empresas y trabajan bajo el signo de una marca.

Sin embargo, con el auge de internet se ha experimentado una personalización cada vez mayor de los pequeños negocios. Si antes era difícil dar a conocer el trabajo que uno realizaba más allá de los círculos de la gente de nuestro entorno (mediante el boca a boca, por ejemplo), ahora resulta mucho más sencillo gracias a la posibilidad de mostrar el trabajo en la web mediante galerías, exposiciones y todo tipo de exhibición que se nos pueda ocurrir. Los tiempos han cambiado y el boca a oreja (o a boca, como prefieran) ahora se llama internet y tiene un alcance infinitamente mayor que lo anterior.

Una buena galería, en la que mostrar las fotografías realizadas en eventos anteriores, puede resultar el mejor escaparate para nuestra labor. De esta forma, si acudimos a las webs de fotógrafos de eventos (bodas, bautizos y comuniones) veremos que casi todo el peso del contenido está destinado al apartado visual y fotográfico. Sobre todo si las imágenes son tan preciosistas y cuidadas, pero a la vez íntimas, como las que muestra el artista Luis Oliva en las galerías de su web. Con su centro de operaciones situado en Alicante, este fotógrafo trabaja una triada que se conoce como la BBC (las ya citadas bodas, bautizos y comuniones), con la salvedad de sustituir la B de bautizos por  la B de Books. Ya simplemente pasar por la web, aunque no se tenga la intención de contratar nada, es una experiencia agradable para la vista. Se percibe la calidad del trabajo desde la primera hasta la última instantánea.

Por otra parte, es interesante conocer el trabajo de un fotógrafo desde dentro. Y también puedes hacerlo gracias a la web de este artista, en la que hay espacio para un blog en el que desgrana alguno de sus trabajos y cuelga noticias relacionadas con su labor fotográfica (premios, editoriales, etc.). No hay duda de que si estás buscando alguien para próximos eventos importantes, o si tienes en el horizonte alguno, Luis Oliva puede resultar de ayuda en el proceso. Seguro que él sabe capturar el momento con todo lujo de detalles, armonía y belleza. Y tú, mientras, podrás olvidarte de, al menos, un aspecto. Porque de buena mano sabemos que estará garantizado el éxito.

Deja un comentario