El ciudadano demanda compromiso con el planeta

1 diciembre, 2017
El ciudadano demanda compromiso con el planeta

En el pasado año 2016, del que tenemos datos, cada habitante depositó 13,2 kg de envases de plástico, latas y briks en el contenedor amarillo (un 4% más que en 2015) y 15,5 kg (un 2,7 por ciento más que en 2015) en el contenedor azul, en todo el territorio nacional. Esto se traduce en 1.081 envases por habitante en el contenedor amarillo y 628 envases por habitante en el contenedor azul. ¿Qué nos dice esto? Que el español recicla, que está comprometido con el medio ambiente, y que apuesta por empresas que invierten en responsabilidad social corporativa o cuyos artículos cumplen con un compromiso de calidad y respeto al medio ambiente.

Sin ir más lejos, una de los mayores fabricantes de bolsas de plástico de España, Plásticos Alhambra, apuesta por bolsas reutilizables, más duras que las que normalmente nos dan regalo en las tiendas, así como por las biodegradables.

Y esto es lo que quieren los habitantes de este país, cuidar el medio ambiente como empresas como Plásticos Alhambra que también tienen ese compromiso. No hay que buscar un ejemplo lejano en el tiempo: ahora mismo en Madrid, los habitantes de esta ciudad, no podemos salir a la calle a hacer deporte porque el aire es irrespirable debido a la contaminación. De hecho, está prohibido circular a más de 70 kilómetros hora en las circunvalaciones y los accesos a la almendra central, así como aparcar en esta zona o incluso, si no llueve, restringir hasta la entrada en función de si la matrícula que tenemos es par o impar.

Y este no es el mundo que queremos dejar a los que nos siguen. Y los datos del reciclaje avalan esta tesis. Estos números sobre el reciclaje han sido posibles gracias a la colaboración de 46 millones de ciudadanos, 8.000 ayuntamientos y más de 12.000 empresas. Concretamente, a través de la red de 572.739 contenedores amarillos y azules distribuidos por toda la geografía española, (14.782 más que el año anterior) se ha logrado que el 99 por ciento de los españoles tenga acceso a la recogida selectiva de estos residuos con una media de un contenedor cada 100 metros.

La ciudadanía de nuestro país está cada vez más concienciada con el medio ambiente, tal y como reflejan los datos de Ecoembes, la organización medioambiental sin ánimo de lucro que promueve el reciclaje en España. Según esta, en total, en 2016 se reciclaron en España 1.351.903 toneladas de envases, lo que supone un incremento del 4% respecto al año anterior. Un resultado que eleva hasta el 76% la tasa de reciclaje de los envases. De esta manera, los envases se mantienen como los residuos sólidos urbanos con mejores datos en nuestro país.

A nivel regional, los ciudadanos de Navarra, por ejemplo, son los que más kg han aportado por habitante en el contenedor amarillo (20,7 kg/hab. Le siguen los madrileños (20,4 kg/hab) y los baleares (18,8 kg/hab). En el caso del contenedor azul, los ciudadanos que más residuos depositan en los contenedores por habitante son de nuevo los navarros (38,6 kg/hab), mientras que los baleares (32,4 kg/hab) y los vascos (31,6 kg/hab) se sitúan a continuación.

Impacto económico del reciclaje

El trabajo de reciclaje va más allá, ya que tiene un impacto directo en nuestro entorno. A través del reciclaje de envases, se consiguió el año pasado en España un ahorro de 1,3 millones de toneladas de materias primas, lo que nos ha permitido hacer un uso mucho más eficiente de los recursos naturales. Asimismo, ha permitido reducir durante 2016 nuestro impacto en el entorno natural ayudando a mantener el aire limpio, evitando la emisión de 1 millón de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, el ahorro de 7 millones de megavatios, es decir, el equivalente al consumo eléctrico anual de más de 700.000 hogares españoles, así como  el ahorro de 20,1 millones de metros cúbicos de agua.