¿Y si creas tu propia empresa para franquiciar en el sector del sexo?

28 Julio, 2016
¿Y si creas tu propia empresa para franquiciar en el sector del sexo?

El sexo vende, y no lo digo yo, lo dicen las estadísticas y la realidad. De hecho, hace bien poco en Japón tuvo que desalojarse un festival porno por la afluencia masiva de público, lo que llevó a que pudiese ser peligroso. Las películas son también un gran negocio que no deja de crecer, con festivales y reconocidos directores y actores que se llevan unos sueldos nada despreciables y se hacen famosos, como es el caso de Nacho Vidal en nuestro país, con tal repercusión que se atrevió a darnos consejos de política en las elecciones de diciembre. Asimismo, ver un canal porno en España por televisión supone tener que pagar una suscripción premium de la plataforma de pago más grande que hay. Y entonces, ¿por qué no aprovecharnos de este auge para abrir nuestra propia empresa relacionada con este sector? Proveedores a buenos precios no nos faltarán para sacarla rentabilidad. En Comercial Apra podemos encontrar condones a granel, esponjas vaginales, geles para masajes eróticos, sábanas desechables… Y todo ello comprado con la mejor relación calidad-precio.

Y es que una gran idea de negocio para autoemplearnos en lugar de abrir una franquicia como franquiciados, dependientes de la misma, es darle la vuelta a la tortilla y montar nuestra propia empresa de la que luego cobrar un canon a todos aquellos que deseen copiar el negocio en sus localidades. Tendremos que darles soporte al principio, algo que será sencillo porque será repetir lo que hemos hecho nosotros con el primer establecimiento, y luego nos llevaremos una parte de los beneficios obtenidos más un canon inicial por dejarles usar nuestra idea de éxito.

¿Y cuál es esta idea que os proponemos? Abrir, como os decíamos, un establecimiento donde vender productos relacionados con la actividad sexual. Los españoles ya no tenemos tabús en ese sentido y no solamente hablamos abiertamente de estos temas, sino que nos gusta probar cosas nuevas y no nos da vergüenza acudir a una tienda a comprar juguetes y artículos que nos lo hagan pasar mejor en la cama con nuestra pareja. Tanto jóvenes como gente de mediana edad quiere conocer qué se siente con nuevos preservativos que salen al mercado, con los anillos de placer, los lubricantes, los geles de masaje, etc. Los juguetes no son ya un secreto para nadie y podemos encontrarlos hasta en tiendas online tipo centro comercial donde lo mismo nos llevamos un libro que un consolador.

Pues se trata de esto, de aprovechar este tirón por el disfrute sin medida para abrir un negocio para todas aquellas personas que han dejado los complejos atrás y han evolucionado hacia una nueva época en la que mantener relaciones sexuales no es algo mal visto ni se esconde.