Cuerdas Valero y la evolución de sus productos

27 septiembre, 2017
Cuerdas Valero y la evolución de sus productos

Existen algunos sectores que parece que se han quedado anclados en el tiempo. Uno que yo pensaba que pertenecía a este grupo, era de las cuerdas. Pensé que  no había nada más arcaico que unas cuerdas. Incluso me evocaba a mi época en el pueblo, cuando mi abuelo hacia labores en el campo. Sin embargo, hay empresas como Cuerdas Valero que han sabido reinventarse y amoldarse a lo que está pidiendo el mercado.

Si echas un vistazo a sus productos, verás cómo han sabido unir la tradición de la cordelería con lo moderno a través de internet. En su fábrica emplean las mejores materias primas y la tecnología más moderna para la elaboración de todo tipo de cuerdas de máxima calidad y resistencia.

  • Las cuerdas de nylon siempre me han encantado. Son esas que son trenzadas de multifilamentos de nylon mate con alma, y que son las mejores para del agarre y resistencia al roce. Volviendo a mi abuelo recuerdo que las usaba para el pozo que tenía en su huerta. Qué fuerza hacía para bajar el caldero y recoger el agua para regar. Ahora por su calidad, están indicadas para la construcción, náutica, para el amarre de las redes de protección, delimitación de zonas, bombas sumergibles, pesca, agricultura, transportes y remolque.
  • Las cuerdas de cáñamo son otras clásicas. Este material es el adecuado para la fontanería profesional y doméstica, por su comodidad al uso y poco volumen para guardar y almacenar en sitios pequeños como caja de herramientas, estanterías, cajones, bolsillos. Seguro que si has padecido alguna obra de fontanería en tu casa, es la que se ha empleado.
  • Por su parte, las cuerdas de polietileno son básicas para los árboles frutales y  viñas como la vid y el olivo, para entutorar después de la poda. Se recomienda su uso en plantas adultas y leñosas, ya que no estrangula ya que es una fibra flexible. Aunque como la cosecha venga mal, este año por culpa de la sequía, no habrá cuerda que lo aguante. Como puedes comprobar, hay muchos sectores que se nutren de cordeles, por lo tanto, no es  un mal artículo para invertir.

Deporte

Incluso el mundo del deporte también necesita de las cuerdas. Son cordones trenzados de poliamida, en diversos colores con llamativos distintivos en contraste, también en colores fluorescentes. Seguro que los has visto en algún alpinista y montañero, un deporte que cada vez tiene más adeptos. Además está indicado para llaveros, pulseras, colgantes, pesca de pulpo, cangrejeras, ya que permiten toda clase de nudos.

Para el uso en sujeción de objetos en motocicletas, coches, bicicletas, camiones, embarcaciones, lo mejor es que compres los famosos pulpos, que seguro que has oído hablar de ellos.

En definitiva, en esta empresa de cordelería están preparados para atender al pequeño comerciante como al mayorista de todos los sectores, de la ferretería, en la construcción, deportes y aventura… ofreciéndoles una gran experiencia y asesoramiento en cuerdas naturales y sintéticas en todos los grosores y colores disponibles. Un sector que podría haber caído en el olvido, pero que gracias a estas empresas logran salir adelante y con más fuerza. Como dicen ellos, lo primordial es dar a los clientes una respuesta ágil, fiable y rápida, como sus cuerdas.