Ediciones Aljibe, una editorial en la que confiar

18 marzo, 2017
Ediciones Aljibe, una editorial en la que confiar

Desde hace dos años tengo mi propia franquicia dedicada a la venta de libros. Nos dedicamos a un amplio espectro, pero la verdad es que entre las varias editoriales con las que trabajamos está una que educativamente sobresale, Aljibe.

La experiencia de una editorial orientada a la educación

Voy a contaros un poco de esta editorial por si os puede ser de utilidad si estás en el sector o quieres entrar, pues realmente es de las que más merece la pena.

Ediciones Aljibe no es una recién llegada, tiene 25 años de experiencia y a mí ya me sonaba de cuando estaba en la Universidad.  Están especializados en la temática educativa en cuanto a sus publicaciones, destacando en cuanto a las necesidades educativas especiales.

Esta editorial se orienta a la mejora de la atención a la diversidad, dando respuestas a los profesionales de la educación, la psicología o la pedagogía de manera especial. Hablamos de una editorial malagueña que desde el primer momento tuvo el deseo de dejar claro en un libro, las inquietudes que tenían muchos profesionales de la educación en el marco de las necesidades de educación especiales.

El éxito de Aljibe fue progresivo y actualmente goza de una magnífica salud, contando con más de 450 autores y un catálogo de 600 títulos, donde podemos ver ensayos, manuales especializados o cuadernos, los cuales dan soporte tanto a padres como al amplio número de profesionales de los más variados profesionales en los múltiples ámbitos que existen actualmente en lo educativo y lo social.

Lo cierto es que el ámbito educativo toca muchos asuntos, tratamientos e enfermedades como el autismo, la dislexia o la conflictividad son algunos de los materiales que cada cierto tiempo. Tanto prestigio han ido adquiriendo que como dije, se encarga de colaborar y coeditar con algunas de las universidades más importantes del país.

Es realmente una delicia trabajar con esta editorial y también con las de este tipo de temáticas, pues se ve el cariño que le ponen a la hora de realizar sus contenidos. Sabemos que estamos en un negocio, pero realmente es de gran valor, cuando nos viene algún padre con su niño con autismo y ve como un libro como estos puede ayudarle en buena medida con las lógicas dudas que un padre puede tener en el desarrollo de su pequeño.

Si alguno tenéis en pensamiento montar vuestra propia librería, os animo a ello, tanto en formato franquicia como por vuestra cuenta. Hay que ser un enamorado de los libros, sí, pero sí de verdad lo eres, disfrutas muchos.

No son pocas las veces que tengo que aconsejar sobre libros que conozco para regalar o cuando vienen personas buscando tal o cual libro en especial. Sientes que realmente les das un producto que les va a enriquecer y eso te hace sentir bien.

Contamos actualmente con un buen nivel de ventas y si haces buen trabajo, la clientela te lo recompensa con el famoso “boca a boca”, que hace que te salgan nuevos clientes que vienen por recomendación.  Tengo el caso de una abuela que vino a pedirme un libro para su nieto y que no encontraba en una librería cercana a su domicilio. Nos desvivimos por encontrarlo y tuve que hacer algunas llamaditas…

La alegría que vi en los ojos de la mujer fue increíble, ¡ayy nuestras abuelas! Pues la buena mujer, me trajo en las semanas siguientes un ejército de abuelos y padres para encargarme allí libros y una buena parte de ellos han pasado a ser clientes fijos.

Dar un buen servicio es algo imprescindible en todo negocio e incluso más en una librería. El cliente nota esto y se da cuenta. El trato personalizado cada vez se valora más, en un mundo donde parece que cada vez somos más un número.

Desde aquí os doy ánimos, pues es un trabajo muy bonito, aunque a veces nos volvamos locos encontrando referencias y tengamos que convivir con algunas editoriales que no son tan serias como lo es Aljibe. Somos un negocio sí, pero también somos cultura y eso nos da la posibilidad de ser unos magníficos intermediarios y dar un servicio en el que lo que hacemos es dedicarnos a vender cultura.

Pocos trabajamos hay más gratificantes que éste ¿no?