El sector turístico, ideal para operar en franquicia

17 julio, 2018
El sector turístico, ideal para operar en franquicia

Siempre ha sido comúnmente aceptado y constantemente argumentado el porqué de las dificultades de dirigir una empresa en los tiempos que corren en la actualidad. En efecto, un negocio da mucho trabajo, quizá demasiado. Y no digamos si el negocio dispone de varias sedes, posee una cantidad ingente de departamentos y, en definitiva, a operar como una franquicia de primer nivel. La cantidad de esfuerzo y de tiempo que hay que sacrificar para llevar hacia delante un negocio de este calibre es enorme y quien consiga hacerlo es poco menos que un héroe.

En España tenemos un sector de negocio en el que sus entidades suelen operar, en una gran proporción, como franquicias. No es otro que el sector hotelero, que una vez más es protagonista de buena parte de las buenas noticias que recibe nuestra economía durante el verano. En efecto, España es el país desde el que operan numerosas cadenas hoteleras que ya se han convertido en una referencia dentro del sector turístico nacional.

Y lo verdaderamente positivo de esto es que es la economía de diversas regiones la que protagoniza un repunte durante los meses del verano. Andalucía, la Comunidad Valenciana, Cataluña, los dos archipiélagos… se ven beneficiadas de una situación como la que venimos describiendo y que ha hecho posible que, durante la pasada crisis económica, la economía española no se haya derrumbado más de lo que por sí ya ha hecho.

Pongamos algunos ejemplos. Córdoba es una de las ciudades que mejor se adaptan al turismo que tenemos en España. La ciudad posee varios de los reclamos que más impactan a los turistas extranjeros y es por eso por lo que son esos turistas extranjeros los que están protagonizando el crecimiento del sector turístico en una de las ciudades en las que el turismo es más importante de nuestro país. Una ciudad que, por historia y por belleza, merece ser de las primeras en ser visitadas en España.

Otro de los ejemplos que mejor definen la actualidad del sector turístico en España la protagoniza Cataluña. La comunidad autónoma catalana cerró el año 2017 superando los 19 millones de turistas, lo cual implica una subida del 5’5% en comparación con los mismos datos del año anterior. Y es que el poderío que implica tener una ciudad como Barcelona es enorme. La Ciudad Condal es una apuesta segura en lo referido al turismo, siendo uno de los lugares punteros en Europa a este respecto. Si a eso le añadimos que Cataluña cuenta con otros núcleos de importancia para el turismo como lo son Salou o Lloret de Mar, queda claro que el resultado sólo puede ser positivo.

Teniendo en cuenta los datos turísticos que presentan ciudades como Córdoba, Barcelona o Sevilla, parece lógico pensar que las cadenas hoteleras se encuentren interesadas en operar en varios sitios así. Los profesionales de Mercer Hoteles vienen realizando, durante los últimos meses, las estimaciones de beneficios de operar como una franquicia. Y la verdad es que, en comparación con las empresas que no operan de tal manera, el resultado es realmente extraordinario.

Pasado, presente y, cómo no, futuro

El sector turístico en España lleva tirando de nuestra economía durante muchos años. En la actualidad también lo hace y, en los próximos años, tiene pinta de que va a seguir siendo así. No cabe duda de que esta es una manera de aprovechar las ventajas geográficas que tiene un país como el nuestro y que tanto gustan tanto a todos aquellos que viven en España como a los que nos visitan para disfrutar de unas merecidas vacaciones con la familia o con amigos.

Como en España las posibilidades turísticas están presentes en tantos lugares, organizarse como una franquicia es una opción de lo más adecuada para todas las empresas que tengan una relación directa con este sector. Además de las ventajas operativas que implica que diferentes hoteles operen como una misma entidad, esto puede conducir a una mejora en lo que respecta al nivel de beneficios que se pueden obtener. Es el momento de que muchas de las entidades que se estén planteando dar el paso lo hagan. Las posibilidades y el potencial que se desprende de este tipo de actuaciones es enorme. Intentarlo merece la pena.