Franquicias pensadas para la Tercera Edad

19 junio, 2018
Franquicias pensadas para la Tercera Edad

Al pensar en emprender nunca debemos de olvidarnos de enfocar nuestros talentos y aptitudes al servicio de la sociedad.

De ahí que un buen estudio de nuestra realidad social y de dónde es necesario ofrecer soluciones innovadores puede ser la base del éxito de nuestro futuro negocio.

El problema de muchas franquicias se encuentra en la falta de esta visión enfocada en el servicio y de encontrar una fórmula que responda a una necesidad social.

En este sentido, no debemos olvidarnos de lo que está ocurriendo en nuestro país con respecto al mapa demográfico, y es que el aumento de la esperanza de vida, junto con otros cambios sociales y las ayudas para las familias que ofrece la Ley de Dependencia se está observando un aumento en la solicitud de plazas en las residencias de la tercera edad.

No cabe duda de que es un negocio de futuro, si bien debemos de tratar de ofrecer no solo un servicio profesional sino especialistas en las enfermedades actuales como es el caso del Alzheimer es una apuesta a la que Sanvital y otras residencias de referencia responden como prioritaria.

En palabras de Modesto López, gerente de AC Solidarios ““Nos encontramos ante un sector muy reciente, que se ha ido desarrollando en los últimos quince años. Al principio, casi cualquiera abría una residencia pensando que era un negocio muy rentable, aunque realmente no fuera así. En la actualidad, nos encontramos en un momento en el que ha entrado mucha competencia en el sector, sobre todo en las grandes ciudades. Los precios se están ajustando, por todo ello, a la baja”

Interesantes Negocios para cubrir Las Necesidades de la Tercera Edad

Junto con las Residencias y Centros de Bienestar también existen muchos otros negocios que debemos de tener en cuenta si estamos considerando emprender con una idea orientada a los más mayores.

Si bien, lo primero que se nos viene a la cabeza es una Residencia que, además puede ser una idea interesante al haber muchos retos y cuestiones en las que podemos innovar en este sentido.

Debemos de recordar que este es un concepto relativamente nuevo en nuestra cultura, en la que tradicionalmente partimos de una gran y consolidad cohesión familiar. Si bien, debido a nuevas enfermedades y horarios de trabajo este tipo de servicio pueden resultar una necesidad cada vez más apremiante.

Además de este tipo de ideas también se encuentra otras para franquicias pensadas para la tercera edad como la de una Óptica o Centro Auditivo. Y es que la vista y el oído suelen ser dos de los sentidos que vamos perdiendo con la edad.

Los diferentes estudios de mercado indican que es posible que se incremente el número de pacientes y consumidores de este tipo de franquicias pertenecientes al grupo de población de la Tercera Edad.

Otra de las franquicias en las que podemos pensar de inmediato es la de un Centro Dental, y es que este también es uno de los servicios más frecuentados por los más mayores. Y es que hacerse controles asiduos es normal a estas edades. Pensar en ofrecer un servicio profesional en el que especializarse en las necesidades más habituales para los más mayores puede ser una idea interesante que barajar pensando en que cada vez aumenta más el número de personas de la Tercera Edad que son consumidores frecuentes de este tipo de franquicias.

Pensado en centros también relacionados con el bienestar también ocupa un lugar destacado los centros de bienestar y rehabilitación. No cabe duda de que a ciertas edades nuestras articulaciones, huesos y achaques son más habituales, por lo que son muchas las personas mayores que deben de cuidarse más en este sentido.

Las clínicas dedicadas a la fisioterapia y la rehabilitación pueden ser un interesante filón y una gran oportunidad de negocio, ya que cada cierto tiempo la visita es inevitable. Por otro lado, para crear este tipo de centros tan solo es necesario contar con la titulación o contratar a personal cualificado con titulo.

También la Ortopedia, Podología y Parafarmacias son ideas interesantes y destinadas a un amplio mercado, si bien son los más mayores los que suelen ser más habituales de este tipo de servicios. Las parafarmacias y los herbolarios que venden productos naturales pueden ser una buena opción de negocio.

Además, se observa cómo la demanda de este tipo de productos va en aumento y probablemente irá ganando cada vez más relevancia.