La importancia de estar bien asesorados antes de invertir

6 Marzo, 2016
La importancia de estar bien asesorados antes de invertir

La falta de empleo que vivimos en la actualidad debido a la crisis económica y a la contracción que sufre el sector financiero hace que busquemos diferentes formas de encontrar un trabajo. Las opciones de estabilizarse como asalariado son cada vez menos y ahora triunfan más los negocios free-lance o aquellos asociados a la productividad de quien los desempeña. Son nuevos escenarios de negocio que se están dando en un panorama de difícil solución a la gran demanda de trabajo y la poca oferta. Como respuesta a todo esto están creciendo también aquellos que se decantan por la implantación de sus propios negocios, lo tan ya famosos conocidos como emprendedores, una casta que recurre al autoempleo como posible arreglo a su situación económica.

Emprender no es nada sencillo. Todo lo contrario. Se necesitan recursos, no pocos, algo difícil para quien ya se encuentra en un momento complicado y lo ha tomado como última opción. Los bancos no lo suelen poner tampoco nada fácil y a veces se tira de la familia, lo que supone una gran presión para quien se ha decidido a apostar por esta vía y que no quiere dejar en la estacada a sus seres queridos.

Para los nuevos emprendedores, una de las mejores soluciones puede ser franquiciarse. Los miedos están ahí, los riesgos también son palpables, pero es cierto que no es lo mismo saber que se cuenta detrás con una estructura sólida y ya asentada, con una imagen de marca y con una empresa que nos dará el mayor apoyo dentro de sus posibilidades para que salgamos adelante, ya que en parte de nuestro éxito depende el suyo, bien por la cantidad que le daremos todos los años, por el porcentaje que se lleven de nuestros beneficios o porque, al fin y al cabo, un franquiciado crea también ese concepto de marca.

Pero abrir una franquicia no es nada fácil y menos para las personas que no están iniciadas en el negocio y que se adentran en él por primera vez. Aparte de todos los papeles que se han de gestionar, desde permisos a solicitar al Ayuntamiento de turno hasta las obras de reforma del local escogido para abrir la empresa, también es necesario tener bien claro qué aquello que nos exige la compañía con la que vamos a llegar a un acuerdo, así como saber cuáles son también nuestros derechos.

shutterstock_196636673reducida

CONSEJOS

Desde este artículo os aconsejamos que si estáis pensando en abrir una franquicia, no os dejéis llevar por la idea de que os va a venir todo hecho por parte de esa empresa, sino que tratéis de buscar el mejor asesoramiento posible para evitaros el llevaros alguna sorpresa indeseada. Lo más conveniente es contactar con un buen abogado para que os preste sus servicios. Bufetes como Cuervo y García Abogados están acostumbrados a llevar este tipo de trámites y estarán ojo avizor para que no os den gato por liebre. Es mejor prevenir un desastre invirtiendo un poco más al principio que encontrarse después con que algo no ha salido cómo se esperaba y exista una deuda inimaginable que hipoteque la vida del empresario y de aquellos que le han ayudado a financiarse.

Deja un comentario