Protege tu negocio, protégete a ti.

22 Febrero, 2016
Protege tu negocio, protégete a ti.

El verano pasado, supongo que a muchos os pasará como a mi, es el verano que peor lo he pasado debido al calor tan intenso que ha hecho, además que durante todos los meses, anda que si me dices que eran unos días y tal pues bueno lo puedes aguantar, pero es que ha sido horrorosamente inaguantable. Bueno el caso, debido a las altas temperaturas que hemos tenido este último sofocante verano, se produjeron un gran número de incendios en las zonas más secas de la península. Y claro, a esto le sumas los descuidos de la gente, que si tirando colillas al suelo, o cristal… pues se produjeron muchos mas incendios. Mi marido y yo somos los responsables de una fábrica que se dedica a la producción de figuras y objetos de decoración de madera.  Y es por eso por lo que contraté los servicios de terpolar, porque de una forma muy amable y atenta se encargaron de informarme acerca de material de protección contra incendios, que podríamos usar en nuestra nave, por si acaso pasa lo que supondría la ruina de mi empresa.

Recubrimos gran parte de la fábrica con un material que la protege del fuego, y la verdad es que desde entonces estamos mucho más tranquilos por el tema. Veremos a ver qué verano nos espera en unos meses, espero que sea un poco más fresquito y que no haya tantos incendios como el pasado, si puede ser que no haya ningún incendio por su puesto.

Os recomiendo sin ningún tipo de duda que acudáis a esta empresa, porque os asesorarán e informarán de lo que necesitéis, y son muy amables ofreciendo sus servicios, y la verdad que el precio que me cobraron por su trabajo, me parece bastante razonable, gracias a ellos duermo mucho mejor por las noches.

LA IMPORTANCIA DE PROTEGERNOS

shutterstock_276448151reducida

Porque hoy en día tenemos que tener mucho cuidado con todo, y más aún con temas a los que no podemos hacer frente una vez ocurran. Me refiero al caso de los incendios, inundaciones… se pueden prevenir vale sí, pero el problema es que cuando ocurren, los destrozos que generan son enormes, e incluso pueden llevar a la ruina a mucha gente, porque hay muchas veces que sí que se controlan los incendios, pero cuando ya el destrozo ha sido causado, en mayor o menos grado, pero algo ya ha hecho.

Recuerdo el caso de una famosa marca de embutidos, creo que estaba situada la fábrica en la preciosa ciudad de Burgos, que se vio de repente arrasada por un incendio. ¿os acordáis?. Os dejo la noticia si no para refrescaros la memoria. He estado investigando y lo bueno es que gracias al seguro que les cubría, van a poder abrir una nueva fábrica pronto para dedicarse a lo mismo. Pero y el disgusto que se llevo esta gente…¿qué me decís?, no tiene precio. Muchas familias comen del trabajo de las personas que estaban allí, y por su puesto que se puso en peligro la integridad física de las personas que estaban dentro, eso ante todo. Al final supongo que se habrán podido reponer por el tema y que si vuelven a trabajar por lo menos esa espinita que se quitan, pero es una faena lo que les pasó, imaginad al dueño… la cara que tuvo que poner cuando se enteró.

Por eso proteged vuestros negocios y casas, para evitar desgracias venideras.