¿Te has planteado abrir tu propio negocio?

5 marzo, 2018
¿Te has planteado abrir tu propio negocio?

Con la crisis, son muchas las personas a haber perdido sus trabajos y por ello deciden lanzarse en la creación de sus propios negocios para salir del paro. Uno de los negocios que más éxito y fama tiene es el de la tienda de ropa de mujer, porque por muy difícil que esté la situación, una mujer nunca dejará de vestirse y de querer verse guapa. Por ello, lo de montar una tienda de ropa se ha vuelto de lo más normal y corriente en España a la hora de emprender. Uno puede hacerlo por cuenta propia o decidir montarla a través de una franquicia, lo principal es elegir siempre y bien productos y artículos de calidad.

Este tipo de prendas y accesorios se pueden encontrar indudablemente en H.H.G, un mayorista de moda que desde el año 1985 viene ofreciendo cada temporada dos colecciones anuales de moda de mujer al por mayor, de máxima calidad y a precios muy ajustados para mayoristas de ropa de mujer, profesionales y tiendas de moda. Las colecciones al por mayor que ofrecen son espectaculares y están diseñadas a la perfección para las mujeres actuales, modernas, cosmopolitas y sin miedo. La mujer del siglo XXI es una mujer con personalidad, libre, orgullosa de sí misma y quiere que ello quede reflejado en la ropa que elige. Todo ello lo encontrará hojeando el amplio catálogo de esta tienda online que propone todo tipo de ropa y para cualquier ocasión, desde la blusa la más informal hasta el vestido de noche más elegante y con unos descuentos impresionantes.

Detalles a tomar en cuenta a la hora de abrir tu propia tienda de ropa

A partir del momento en el que uno se plantea la idea de montar una tienda de ropa de mujer, hay detalles que se deben tomar en cuenta. Lo primero a tomar en consideración es la ubicación. En efecto, una tienda de ropa, aunque muchas personas piensen lo contrario, se beneficia de tener a proximidad otras tiendas de ropa. No hay que tener para nada miedo a la competencia, sino todo lo contrario ya que al tener cerca a otras tiendas de ropa, los clientes no se paran en la primera que ven y van comparando los artículos y los precios. De hecho, fijaos en la forma en la que están distribuidas las tiendas de ese estilo en los núcleos urbanos o centros comerciales. ¡Todas están por las mismas zonas! De ahí, la importancia de una bonita y atractiva vitrina para motivar el cliente a entrar y a probarse ropa y ver complementos. Por esa razón, es importante que la tienda se encuentre en una calle comerciante, es decir en la que pase mucha gente y donde se encuentren muchos comercios.

No obstante, también es verdad que en caso de abrir la tienda en lugares más pequeños, como en un pueblo, es importante que no haya mucha competencia por la zona pero debe ubicarse a pesar de todo obligatoriamente en una calle comercial para poder funcionar. Ahí también jugará un papel relevante un bonito escaparate para animar a los posibles y futuros clientes a entrar. En cuanto al interior de la tienda,  porque la disposición interior de la tienda es, asimismo, sumamente, deberá facilitar a los clientes poder ver y sacar los modelos que les gusten de las perchas de forma fácil y cómoda, y tener un espacio donde probárselos sin que tenga para ello tener que hacer mucha cola. De hecho, el probador se está convirtiendo en un espacio íntimo en el cual la estética y el buen gusto tienen cada vez más cabida. ¿No os habéis dado cuenta de los floreros y otros adornos que se les van poniendo de forma cada vez más frecuente? Ello permite al cliente sentirse un poco como en su casa. Lo fundamental es proponer siempre ropa de mujer y complementos bonitos que sean de calidad y que gusten a una clientela exigente y variada. Por ello, si tienes pensado en abrir tu propia tienda de ropa de mujer, lo mejor es dirigirte a un mayorista de moda experto como H.H.G, que propone ropa para todos los gustos y estilos.