Tendencias 2018

31 enero, 2018
Tendencias 2018

Con la llegada del nuevo año, merece la pena revisar las opciones de negocio en los diferentes sectores en los que las inversiones pueden ser muy rentables. Desde hace años, uno de los negocios que más rentabilidad está teniendo es el de la franquicia, un sistema comercial con muchos años a sus espaldas, pero que se usa de manera habitual.

La franquicia es un sistema de negocio que destaca porque son principalmente dos partes las que intervienen, el franquiciante y franquiciado. Cada parte es sujeto de derechos y deberes, y el incumplimiento de estos derechos y deberes puede dar lugar a la rescisión del contrato, lo que es un hecho bastante grave.

Uno de los principales acuerdos entre las partes es el de compartir conocimiento a cambio de los cánones o los royalties. Estos pagos se configuran por una parte sobre el valor del conocimiento e inmovilizado material cedido, y por otro sobre los beneficios obtenidos por la franquicia.

Este sistema de negocio, la franquicia, es beneficioso para ambas partes, ya que por un lado el franquiciado consigue un negocio que funciona y con vistas de éxito del mismo. Y por otro, el franquiciante consigue ampliar su modelo de negocio, propiedades y con todo ello su posición en el mercado.

En este año, la franquicia va a ser un negocio interesante por cuanto va a ser objeto de análisis de las nuevas generaciones que traen ideas nuevas y frescas para el mercado. Esto generará una serie de cambios a los cuáles es interesante adelantarse y anticiparse para surfear la ola antes que los demás.

Los cambios para este año

El primero, y asignatura pendiente es el de la mujer. En este ámbito, según diferentes estudios, la mujer confía más en la franquicia que en la apertura de un negocio propio. Por ello es probable que durante 2018 veamos conceptos enfocados casi completamente a mujeres como nuevas franquiciadas.

Otro de los targets donde la franquicia pondrá el foco será el de los millenials. Sin duda, este es un espacio con mucho recorrido donde los jóvenes con un pequeño capital podrán entrar en el mundo de la empresa, aportando no solo sus ganas de crecer, sino también ideas y nueva savia a las cadenas.

El tercero, otro de los targets que serán punto de atención para la franquicia española durante 2018 será sin duda el de los trabajadores por cuenta ajena. Estos pueden ver en la franquicia una posibilidad de abandonar sus actuales trabajos y emprender un camino como empresarios que les pueda asegurar un futuro más atractivo a la vez que podrán hacer valer sus conocimientos profesionales.

Todo ello, sin olvidarnos de un grupo como el de los inmigrantes extranjeros. En este caso especialmente de algunos países en conflicto o con ciertos niveles de inseguridad, como puede ser el caso de Venezuela o México. Las franquicias de restauración y otros servicios comunes en estos países puden hacer historia.

A pesar de todo no podemos descuidar a los negocios tradicionales como Dismobel, un grupo de empresas con más de 65 años de experiencia en el sector del mueble, que es capaz de competir con los más grandes competidores ofreciendo muebles de diseño y servicios complementarios que aportan valor añadido a las ventas.