Buenos consejos para pintar el garaje

28 septiembre, 2018
Buenos consejos para pintar el garaje

Pintar garajes es un hecho que es una buena oportunidad para montar un negocio de pintura, tanto si es como franquicia como si es tradicional. Pinturas Insa es un ejemplo de empresa dedicada a ello, pues llevan más de 15 años dedicándose a ello en sectores de lo más variado, no solo garajes, también alta decoración, pintura decorativa, promociones de viviendas, etc.

Algo en lo que estaremos todos de acuerdo es que el garaje es de los sitios de las viviendas que más castigado está por el uso. Al utilizarse de manera constante, el tránsito de los coches hace que se estropee mucho. Todo esto hace que en poco tiempo pueda llegar a tener un aspecto de serio daño.

Cuando se quiere mantener en buenas condiciones, hay que pintarlo de vez en cuanto. Vamos a ver cómo se puede pintar el suelo del garaje y que quede bien.

En un primer momento, es probable que parezca un trabajo complejo, pero si lo pensamos bien y estudiamos la manera de hacerlo, se puede hacer con un bue resultado.

Si que es cierto que el garaje es de esos espacios del hogar que cuando menos lo pensamos puede convertirse en un lugar de todo tipo de almacenaje.

El suelo del garaje suele sufrir y se ve sucio, por lo que de nada valdrá el invertir muchas horas en ordenar y recoger las cosas. Todo se va a ver peor. Si lo que deseas es que el garaje esté limpio o en buen estado, el pavimento es fundamental.

El pintarlo es una buena forma de renovarlo totalmente, pero hay que pensar en seleccionar una pintura especial, pues no vale una cualquiera. Las pinturas especiales para pavimentos de los garajes, que son de gran protección para la humedad, previniendo de la aparición de moho, no necesitando mucho mantenimiento.

A la hora de elegir la pintura para el garaje la hay de dos tipos, la acrílica de latex o la de tipo epoxi. Es más económica la primera, aunque dura menos Todo esto hace que sea mejor el uso de la epoxi, aunque salga algo más cara, durante después más tiempo como nueva, pudiendo ser de unos 3 o 4 años. Cuenta con una mayor adherencia sobre las superficies de hormigón y cemento.

Lo primero: se limpia a fondo y preparación del suelo

Aquí debe hacerse una limpieza profunda, donde no debe escatimarse en tiempo. De ello dependerá que el resultado final sea mejor. Algo que hay que hacer es eliminar con alguna clase de disolvente que sea específico toda clase de mancha de pintura o de algún producto químico con el que pueda contar el suelo. Siempre se puede pulir con una máquina pulidora.

Relleno de las grietas del hormigón

Este es el momento en que se tienen que reparar las grietas que tiene el suelo del garaje. En caso de que sean pequeñas se pueden rellenar con productos adecuado, pero si son muy grandes, se debe hacer con hormigón, algo que lleva un tiempo.

Cuando esté la superficie lisa hay que aplicar una imprimación buena para conseguir que la pintura pueda adherirse de manera conveniente al pavimento. Hay que dejar secar por completo y darle a la brocha y rodillo.

Este es el momento en el que se puede aplicar la capa primera de pintura epoxi. Para ello se recortan los limites de las paredes con una brocha e ir aplicando el resto ayudado por un rodillo. El resultado suele ser bastante bueno, pero también es cierto que viene bien dar una segunda mano de pintura.

Siempre revisa la información del fabricante de la pintura

Existen muchos expertos que recomiendan aplicar la segunda mano de pintura en una dirección opuesta a la que tiene la primera capa, por lo que solo se debe secar. Es importante proceder a revisar la información que facilite el fabricante de la pintura, pudiendo pisarse el suelo e unas 24 horas. Suele tener que esperarse para meter los coches del orden de una semana aproximadamente como norma general.

Todos sabemos que en nuestras ciudades y pueblos hay multitud de garajes por lo que estas actuaciones se tienen que hacer antes o después si queremos contar con unas instalaciones a la altura. Lo mejor siempre es confiar en empresas que cuenten con una dilatada experiencia, menor riesgo y rendimiento.