El sector inmobiliario se recupera lento pero seguro

17 enero, 2019
El sector inmobiliario se recupera lento pero seguro

Ahora que el mercado inmobiliario se está recuperando, estás pensando en dedicarte al negocio. Piensas que puede ser una buena oportunidad para triunfar y no te equivocas. Pero claro, no sabes si iniciar la actividad por tu cuenta, o si sería mejor unirte a una agencia inmobiliaria de franquicia. Bueno, el riesgo es mayor si eliges la primera opción, pero también tendrás más libertad. Pero con la franquicia, puedes aprovecharte de la experiencia de una empresa de éxito, de su nombre y de su publicidad. Que indecisión, qué hacer… ¿Necesitas ayuda para decidirte? Tranquil@, intentaremos ayudarte. ¡Empezamos!

Las ventajas de pertenecer a una de las mejores franquicias de inmobiliaria del país

En primer lugar, te permitirá reducir costes. Porque, primero, necesitarás necesitas un local, personal, la creación de una marca, y una fuerte inversión en publicidad, por no hablar de la formación necesaria en caso de que no cuentes con ella. La franquicia, te lo da todo prácticamente hecho, incluso el material promocional o el marketing inmobiliario. Además, puedes dejarlo si te da la gana.

Por otro lado, hay mucha gene que solo confía en las inmobiliarias de toda la vida, nos dicen en Segohouse, una Agencia Inmobiliaria situada en el Centro de Segovia, formada por un gran equipo que posee una dilatada experiencia en el Sector Inmobiliario. A los profesionales de nuestra inmobiliaria en Segovia les distingue un trato profesional, personalizado, de absoluta confidencialidad, seguro y eficaz, que acompaña a sus clientes hasta que han finalizado plena y satisfactoriamente la gestión encomendada. Y esto, no tiene precio.

Las grandes franquicias inmobiliarias trabajan de forma coordinada, como una sola persona para cumplir un objetivo. Y ni que decir tiene que la experiencia siempre es un plus.

Cada franquicia inmobiliaria tiene sus propias condiciones, pero en principio, lo normal es que exijan una cantidad de dinero por el uso de la marca y que ofrezcan el conocimiento y los servicios internos al franquiciado. Eso sí, si piensas que no es necesaria una mínima inversión, te diré que vas por mal camino. Es cierto que en algunos sectores no la piden, pero en este caso sí. A veces, podrás encontrarte con problemas si un mes no va bien el negocio y has de pagar tu cuota. Pero siempre se compensará con otros días mejores. Te lo aseguro, siempre y cuando se trate de una de las mejores franquicias de inmobiliarias del país, si no es así, ya no está tan claro el éxito. De eso tendrás que cerciorarte antes, porque no vayas a pensar que todo el monte es orégano. Que hay inmobiliarias cutres y súper malas, que tienen solo casas que dan asco. Pero bueno, esas no suelen ser de franquicias. Aunque las hay y siempre son esas tipo low cost que ofrecen casas baratas que se caen a cachos. Por lo tanto, investiga antes de meterte en ningún embolao.

Analiza bien las las condiciones que ofrece la franquicia y que un abogado revise bien las condiciones. En la letra pequeña es donde puede haber problemas en el futuro. Lee, lee, les. No me canso de repetirlo. Y  nos lo confirman en Ancla Abogados, un despacho de reconocido prestigio dentro del asesoramiento jurídico laboral y un gran experto abogado laboralista en A Coruña. Tratándose de una de las ramas fundacionales de su despacho, les avalan 25 años de exitosos servicios dando apoyo legal a los trabajadores. Además, son especialistas en accidentes laborales, contando para ello con la colaboración de Peritos especialistas en Prevención de Riesgo Laborales, así como de médicos especialistas en Valoración de Daños Corporales

Las mejores inmobiliarias de franquicia

  1. Franquicia Century 21
  2. Franquicia Remax
  3. Franquicia Keller Williams
  4. Franquicia Look & Find
  5. Franquicia Alfa Inmobiliaria
  6. Franquicia Don Piso
  7. Franquicia Engel & Völkers
  8. Franquicia Era inmobiliaria
  9. Franquicia Tecnocasa

Tú decides, sé que no es fácil, pero todo tiene su lado buen y su lado malo. Los pros y los contras has de analizarlos y estudiarlos detenidamente. Haz una lista. Eso puede ayudare a aclarar tus dudas. Todo depende del riesgo que estés dispuesto a asumir. Decidas lo que decidas, desde aquí, te deseamos lo mejor.