Franquicias de centros de negocios

19 octubre, 2016
Franquicias de centros de negocios

¿Estás cansad@ de tu actual trabajo, o no lo tienes, y quieres iniciarte en una actividad por cuenta propia?, ¿Has pensado alguna vez en las ventajas que supone el franquiciado? Aquí te vamos a proponer una solución muy rentable actualmente: franquicias de centro de negocios.

¿Qué es un centro de negocios?

Un centro de negocios es un espacio de trabajo que ofrece a l@s trabajadores y trabajadoras autónom@s la posibilidad de utilizar sus instalaciones, oficinas, despachos, sala de reuniones y todo lo necesario para que estos puedan realizar su actividad adecuadamente.

A día de hoy existe la posibilidad de hacerse con una franquicia en el sector de los centros de negocios, que ofrecen al franquiciado la oportunidad de comenzar una carrera profesional exitosa, en un negocio en auge.

Los centros de negocios son cada vez más demandados como alternativa al alquiler de oficinas y despachos tradicional. En este tipo de despachos el cliente se encuentra con un espacio de trabajo adaptado totalmente a sus necesidades, pudiendo acceder a los despachos, salas de reuniones o contratar un servicio de oficina virtual, además de poder contar con la ayuda de recepcionistas y telefonistas y de servicios de mensajería, correspondencia, paquetería, etc.

En Barcelona, por ejemplo, tenemos el Centro de Negocios, Cacplus, una empresa que brinda a sus clientes la oportunidad de crear su propia oficina, ya sea física o virtual, acceder a salas de reuniones y de aportar a su oficina una dirección de prestigio. Desde el momento en que contratas sus servicios, podrás acceder a sus oficinas equipadas y gestionadas para empezar a trabajar inmediatamente y sin gastos de establecimiento. Centros de negocios como este son la solución ideal para el inicio de una actividad empresarial o apertura de delegación sin inversiones.

Trabajar en un centro de negocios supone ciertas ventajas si lo comparamos con el trabajo en una oficina convencional o desde casa. Veamos a continuación algunas de ellas.

Ventajas de los centros de negocios frente a las oficinas tradicionales o el trabajo desde casa

Un centro de negocios surge para dar salida a las necesidades de un espacio de trabajo para los profesionales por cuenta propia, autónomos o freelance, y para ofrecer a estos la oportunidad de crecer en un entorno laboral, rodeado de otr@s profesionales con los que podrán establecer relaciones y beneficiarse de éstas en el futuro.

Los centros de negocios ponen a disposición de sus clientes todas sus instalaciones, desde despachos hasta sala de proyecciones y reuniones, un equipo de profesionales y todos los servicios necesarios para poder realizar su trabajo perfectamente.

Muchas veces la falta de recursos obliga a alquilar oficinas en zonas poco transitadas, poco accesibles o con escasa visibilidad, pero los centros de negocios suelen estar localizados en el centro financiero de la ciudad, con lo que l@s trabajadores podrán reunirse con sus clientes en unas instalaciones de primera calidad.

Los centros de negocios ofrecen a sus clientes la posibilidad de domiciliación social y de esta forma su domicilio particular quedará en el anonimato, sus clientes no podrán acceder a esa información personal del profesional.

El mantenimiento de las oficinas de los centros de negocios o cualquier incidencia que pudiera surgir, es responsabilidad del centro, por los que l@s profesionales autónomos o freelance no tendrán mayor preocupación que la de crecer en su negocio, sin preocuparse de los problemas derivados del alquiler de una oficina tradicional o del trabajo desde casa.

La oficina convencional supone una mayor inversión, gastos de alquiler, fianza, alta de luz, agua, telefonía e internet, obras y decoración, contratación de personal de recepción, limpieza, etc… y a algunos de estos gastos habrá de hacer frente todos los meses, como por ejemplo,  los gastos derivados de los recibos y los sueldos del/ de la secretari@ o recepcionista.

Por norma general disponen de diferentes tarifas personalizadas, en función de las necesidades particulares de cada cliente, de esta forma, cada cliente pagará únicamente por los servicios necesarios para el desarrollo de su actividad profesional.

Los clientes de un centro de negocios son libres de alquilar sus servicios e instalaciones durante un periodo de tiempo determinado, ya sean horas, días, meses o años, lo que también contribuye a abaratar costes.