La franquicia como camino al éxito empresarial

10 febrero, 2015

El mundo de las franquicias ofrece un atractivo punto de partida para el emprendedor. La creación de un puesto de trabajo propio en el que gozar una mayor independencia que en el trabajo a cuenta ajena pero, al mismo tiempo, con el respaldo de una marca conocida detrás. Contar con una proyección y un nombre consolidados desde el momento de apertura. La posibilidad de compartir experiencias afines y aprovechar los servicios de apoyo de la marca,… Son muchas las ventajas que ofrecen las cerca de mil franquicias establecidas en España, que van desde el sector servicios –las más abundantes- hasta otros sectores como el de la construcción, caso de firmas como Fresno Inmobiliaria, firma especializada en la compra, venta y alquiler de viviendas en el noroeste de Madrid y Cantabria y dueña de un amplio catálogo de propiedades que incluye pisos en Cobeña, chalets en Galápagos, dúplex en Algete, pisos en Daganzo, chalets en El Casar,…

Según datos de Franquicia consulting, en 2014 existían en España 946 cadenas que, en total, sumaban casi 70.000 negocios. El incremento respecto del año anterior, por tanto, rozaba el 12% y ejemplificaba de este modo el asentamiento de un sistema que cada vez genera más confianza como opción para zafarse de las garras de la crisis económica. De hecho, el sector de la franquicia representa alrededor del 10% del comercio minorista, lo que se traduce en una facturación superior a los 20.000 millones de euros anuales y la creación de más de 200.000 puestos de trabajo. Además, el sistema de franquicias contribuye a estrechar vínculos comerciales a nivel internacional, puesto que hasta 142 de las marcas franquiciadas poseen su sede en el extranjero, en países líderes como Estados Unidos, Alemania, Francia o Italia. En el ámbito local, los grandes centros de la franquicia son la Comunidad de Madrid (36%) y Cataluña (27%), seguidas de la Comunidad Valenciana y Andalucía, con un 13% y un 6% respectivamente.

Las ventajas de ampararse bajo el paraguas de una franquicia, como se adelantaba en el primer párrafo, saltan a la vista. “Nuestro propósito es conseguir que la compra, venta o alquiler de su casa no sea un problema para usted y su familia”, afirman desde Fresno Inmobiliaria. Esta línea de colaboración mutua comprende un servicio de asesoramiento sin compromiso que actuaría como guía y red de seguridad a la hora de sumergirse en el proceloso mercado inmobiliario. Gracias a ello, el propietario recibiría el consejo experto de la franquicia acerca de las vías más rentables y ventajosas para dar salida a su propiedad. Al mismo tiempo, aseguran desde la inmobiliaria madrileña, su servicio integral de gestión un servicio personalizado garantiza al usuario “las mejores condiciones para que no se encuentre con “sorpresas” de última hora.” Dentro de este servicio, por ejemplo, se incluiría el acceso a la última tecnología para facilitar las operaciones, transacciones y consultas en el sector. Del mismo modo, esta apuesta por la tecnología de la información y la comunicación comprende la posibilidad de que el partícipe de la franquicia disfrute de su red de publicidad online basada en las campañas de google adwords –eficaces para lograr el mejor posicionamiento de las ofertas en internet- y el acceso a portales especializados como Idealista, Fotocasa, Segundamano, IVIVE, Yaencontre, Hábitat 24, Pisos.com, Globaliza o Enalquiler, donde el recurso a la contratación de visitas virtuales garantiza que las propiedades del cliente aparezcan siempre en un lugar destacado de la página.

Sin embargo, uno de los principales beneficios del respaldo de la franquicia se refiere, sin duda, a contar con estudios financieros especializados y personalizados que, de otra manera, serían difícilmente abordables por cuenta propia. “Sabemos que sin una buena financiación, no finalizaríamos ninguna de las operaciones que comienzan cuando usted encuentra la vivienda con la que sueña o el cliente ideal para su casa”, insisten en Fresno, donde no dudan en calificar como su “servicio estrella” este aspecto. La labor de asesoramiento, en este caso, se extiende tanto para el vendedor como para el comprador potencial, conciliando ambas posturas en aras de una resolución rápida y satisfactoria para las dos partes. Su conexión con el sector bancario implica que, además, el cliente tenga un conocimiento privilegiado de las soluciones financieras más adecuadas a sus necesidades privadas, como los diferentes tipos de hipotecas existentes en el mercado.

Deja un comentario