La ropa de trabajo, elemental para la prevención de riesgos laborales

18 mayo, 2021
La ropa de trabajo, elemental para la prevención de riesgos laborales

Una de las tradiciones que están incorporando las empresas al desarrollo de su día a día no es otra que la de incorporar uniformes de trabajo para todos y cada uno de sus empleados y empleadas. Es una cuestión que se ha puesto de moda por dos motivos: el primero es el de mantener una imagen que sea común a toda la empresa y que contribuya a potenciar su marketing y publicidad. La segunda tiene que ver con la prevención de riesgos laborales, para la cual la ropa juega un papel que es realmente interesante. 

Un artículo publicado en la página web BBC se preguntaba si una persona sería capaz de vivir solamente con 10 prendas de vestir. La verdad es que esa pregunta abre un debate interesante y en el cual la mayoría de la gente se situaría en torno a una respuesta negativa. Si tenemos en cuenta que son cada vez más las prendas de trabajo que la ley obliga a tener a muchos empleados, parece imposible que este tipo de personas pudieran vivir tan solo con una decena de prendas en su armario. Entra dentro de la lógica que sigue la mayoría de la población. 

Al respecto de esto, también hemos querido saber cuántas veces usamos una prenda de ropa antes de tirarla a la basura. La respuesta nos la ha dado una noticia publicada en eldiario.es, que indica que esto va variando en función del país en el que nos encontramos. En Estados Unidos, tiran la ropa cuando se la han puesto 34 veces, en China cuando se la han puesto 62 y, en Europa, cuando llevamos 95. Esto nos viene a decir una cosa: los estadounidenses o los chinos valoran más la imagen que los europeos. Y eso, en materia de ropa de trabajo, también se deja ver. 

Pero los estadounidenses o los chinos, a pesar de vivir en países que tienen fama de ser de lo más capitalistas (sí, China también tiene esa fama a pesar de ser un régimen comunista) también suelen poner en valor la protección de sus empleados. Por eso también cambian con más frecuencia de prendas. La ropa, al igual que otros tantos objetos, se va degradando con el paso de los días y, como es lógico, es conveniente renovarla a corto plazo. Eso todavía tenemos que aprenderlo los europeos, que solemos esperar el máximo tiempo posible para ello. 

En España, hemos sufrido los efectos de una ley que, hasta hace algunas décadas, no se interesaba por todo lo que tenía que ver con la prevención de riesgos laborales. Ahora, las cosas han cambiado y somos uno de los países que más se interesa por prevenir todo tipo de accidentes en el puesto de trabajo. Y, para ello, en muchos sectores se requiere portar una determinada prenda o prendas. Los profesionales de Bordamar nos han indicado que ha crecido, entre las empresas españolas, la conciencia acerca de la utilidad de este tipo de prendas y la cantidad de ropa que adquieren para garantizar la salud y la protección de sus empleados y empleadas. 

Para todas aquellas personas que no usen ropa de trabajo, la comodidad es fundamental 

Todavía sigue habiendo muchos millones de personas, en España y en otros países, que no están obligadas a llevar un determinado uniforme en el trabajo. Sin embargo, para ellas hay una serie de recomendaciones que es imprescindible que se tomen en serio para evitar cualquier tipo de accidente que se pueda producir a lo largo de la jornada laboral en el puesto de trabajo. Llevar ropa cómoda es una de las máximas en lo que respecta a este asunto. 

En muchas ocasiones, la comodidad y la imagen no se dan la mano. En el caso de los hombres, eso suele estar ligado a prendas como la corbata. En el caso de las mujeres, solemos referirnos en este sentido a los tacones. Se trata de prendas que nos hacen ganar credibilidad ante un cliente, pero que nos van afectando e incomodando a medida que avanza la jornada laboral. Lo mejor recomendación que os podemos dar si estáis a cargo de una empresa es que vuestro equipo solo lleve puesto este tipo de prendas cuando haya un cliente delante. El resto del tiempo es mejor ser flexible. 

Todavía hay mucha gente que no se toma la prevención de riesgos laborales como esta ciencia realmente merece. Y ese es un problema de los más graves que nos podemos encontrar en el mundo laboral. Es imprescindible que siga aumentando la conciencia de la gente en lo que tiene que ver con este campo, porque solo de esa manera podremos conseguir erradicar los problemas que se derivan de dolencias y accidentes en el puesto de trabajo. Y ese sería un avance social tremendo.