Cuál es el mejor modelo de gestión hotelera

7 noviembre, 2018
Cuál es el mejor modelo de gestión hotelera

Dicen que la crisis ya ha pasado, que se esperan tiempos mejores y que es un buen momento para invertir. Y a pesar de que pocas comunidades autónomas españolas, parecen haberse recuperado, y de que las cifras de paro siguen subiendo a cada día que pasa, lo cierto, es que muchas personas se están animando a emprender con nuevos negocios.

En las principales ciudades españolas, como Madrid o Barcelona, se ha producido un despertar del sector inmobiliario, y hoy, son el punto de mira de numerosos inversores, nacionales y extranjeros, deseosos de abrir nuevos hoteles o de conseguir franquiciados.

Y es que abrir un hotel, ya sea propio o de franquicia, es sin lugar a dudas, una de las más interesantes oportunidades de negocio que existen en la actualidad. Ahora bien, no está exento de riesgos, y algunos modelos de negocios, son más difíciles de gestionar que otros. Por otro lado, no todos exigen la misma inversión. Es, por lo tanto, vital, elegir bien el que más se ajuste a las necesidades de cada un@.

¿Conoces los modelos de gestión hotelera que existen en la actualidad?

Pues bien, hoy, es posible elegir varios modelos de negocio, y así, puede ser en propiedad, gestión, alquiler o franquicia, aunque también existen algunos modelos más, principalmente producto de la combinación de dos modelos distintos. Pero en este artículo, nos ceñiremos a los más importantes.

Los principales modelos de gestión hotelera

  1. Propiedad

Este modelo de gestión es el más común, y de hecho, casi la mitad de los hoteleros optan por esta forma de gestión. La propiedad, implica que el propietario asume todo el riesgo empresarial del negocio. Es decir, es responsable de los costes, pero también se lleva todos los beneficios. Como ves, tiene sus pros y sus contras, ya que aunque el propietario asume todo el riesgo, también se lleva todo el beneficio. Y si el hotel o cadena hotelera tiene éxito, las ganancias pueden llegar a alcanzar cifras de escándalo.

La desventaja, es que la inversión es muy fuerte, y todos los gastos corren del empresario, y no son pocos. Esto incluye, el marketing, que en el caso, por ejemplo, de la franquicia, correrían por cuenta de la empresa franquiciadora.

Hoy, la competencia es brutal, y es necesario con un buen plan de marketing que añada valor añadido a la empresa, posicionándola, en un sector cada vez más complicado. En este sentido, hay que destacar el trabajo de HotelUp, que pone a disposición del hotelero/a, un servicio de creación de páginas web y margeting digital para hoteles para que su popularidad online sea magnífica. No hay que olvidar que la página web es la imagen del negocio, y un mal diseño, podría significar el fracaso del mismo. Por ejemplo, si no es técnicamente aceptable y visualmente completa, los usuarios/as, abandonaran la página inmediatamente. Además, contar con página web propia, evita abonar las altísimas comisiones que imponen las plataformas como Booking o Expedia.

  1. Alquiler

El alquiler es también de los modelos favoritos de los hoteleros, siendo utilizado por 1 de cada 10 propietarios que deciden emprender con un negocio de estas características. En este modelo, intervienen dos agentes: el arrendador y el arrendatario. El arrendador/a, es la persona propietaria del local, y el arrendatario/a, es quien dirige, gestiona y asume todo el riesgo del establecimiento. Las características del contrato de alquiler, serán definidas por cada una de las personas involucradas en el acuerdo. ¿Qué ventaja tiene este modelo de inversión? Pues bien, el emprendedor que opta por el alquiler, no tiene que enfrentarse a la fuerte inversión que supone la compra de un inmueble.

  1. Gestión

Se da en menor medida que el alquiler, pero en los últimos son muchos los que han elegido este modelo de negocio, en el que participan la parte propietaria, encargada de la explotación del hotel, y la parte gestora, que se encarga de nombrar a la directiva, de la política interna o de los planes de marketing. Así, la cadena, asume únicamente una pequeña parte del riesgo y recibe un porcentaje sobre los beneficios. Otra de las ventajas, es que el crecimiento de este tipo de negocios suele ser más rápido.

  1. Franquicia

Y por último, llegamos al modelo de negocio que tanto te gusta, de lo contrario no habrías llegado a este sitio, y aunque hasta ahora era la opción menos común, hoy, esta fórmula va en aumento. En este modelo interviene el franquiciador, que asume todos los costes, y la mayor parte de los beneficios, y el franquiciado, que utiliza la imagen de la marca para explotarla, y sin ningún tipo de riesgo, recibe buena parte de los beneficios.

A la pregunta, ¿cuál es el mejor modelo de gestión?, solo decir que todo dependerá del riesgo que estés dispuesto a asumir.