“Do it Yourself”

19 febrero, 2016
“Do it Yourself”

Últimamente el “hazlo tú mismo está muy de moda”. La economía, la necesidad de ahorro, e incluso un cambio en la manera de pensar de las nuevas generaciones está haciendo que seamos todos un poco más autosuficientes y nos lancemos a aventuras como pintar nuestra casa o reformar  muebles nosotros mismos viendo vídeos de YouTube. Y el caso es que se ahorra, y mucho.

Hace unas semanas, el día ese que llovió tanto en toda la península, me di cuenta de que las escobillas delanteras de mi coche necesitaban un cambio urgente. El ruido que hacían al moverse por encima del cristal era insoportable y no hablemos de lo mal que dejaban luego la luna delantera. Pregunté presupuesto en varios talleres y me pedían cincuenta euros por cambiármelos, y ese el más barato, porque en otro taller me dijeron que me cobraban el precio del limpiaparabrisas, que eran uno 45 euros, más 20 euros de mano obra. ¿Estamos locos? Mi novio se metió en Internet y viendo referencias en foros encontró escobillas-limpiaparabrisas.es una tienda online que vende al por menor y al por mayor, localizó el modelo de mi coche y compró las escobillas por 23 euros. Tardaron menos de 48 horas en llegar y con un vídeo de YouTube, este concretamente, puso las escobillas en menos de 10 minutos. ¿Ahorro? De unos 30 eurazos.

Pues si a eso le sumamos todo lo que podemos ahorrar con el “do it yourself” al final, en todo el año, podemos ahorrar una buena pasta.

Pero es que el tema de automóvil se está moviendo muchísimo en este sentido, de hecho, España está a la cabeza del crecimiento del “do it yoursef” en Europa. Según datos del Gipa, la incidencia del bricolaje /asistido o no) en nuestro país es del 11%.

Un aspecto importante hoy en día es cómo el conductor entiende el mantenimiento y reparación de su vehículo. En términos generales y en la mayoría de los países, el conductor confía estas operaciones a los talleres de automoción, aunque con sensibles diferencias entre países, a tenor de los resultados de un estudio realizado por Gipa.

shutterstock_365989733reducida

Por el contrario, la ratio de “do it yourself” también se convierte en un buen elemento para entender el comportamiento de conductor. Así, en países como España o reino Unido ha aumentado en los últimos años, aunque ligeramente, y se mantiene en porcentajes muy bajo, en torno al 11%, frente al 89% de “uso” de los profesionales de la reparación.

Mientras, en países como Francia, Polonia o Rusia las operaciones que el conductor hace por sí mismo han caído cerca de 10 puntos en este periodo, aunque siguen siendo los estados con el porcentaje de bricolaje más alto. De este modo, mientras uno de cada cuatro automovilistas franceses hace uso del “do it yourself”, sus homólogos rusos elevan este porcentaje a casi uno de cada dos.

En el lado opuesto, Chino, Brasil o Italia con los países donde más se delega el mantenimiento y reparación a atlleres, con una incidencia del bricolaje igual o inferior al 5%.