Bodegas climatizadas, lo mejor para tus vinos

9 julio, 2020
Bodegas climatizadas, lo mejor para tus vinos

El vino se ha convertido en el oro del siglo XXI. Los datos que maneja España sobre facturación son los que asustan. Son miles de personas las que viven de este alimento. Y el porcentaje de PIB que supone eso para el país, es tremendo. En definitiva, el sector del vino es mucho más que sus cifras, pero aún así no queríamos dejar de recordar algunas de las que podemos sentirnos orgullosos.

La facturación total de las bodegas españolas asciende a 6.500 millones de euros al año y el conjunto del sector representa alrededor del 1% del PIB. En España hay cerca de 4.300 bodegas, de las que 3.075 son exportadoras (2018). La producción media anual de vino y mosto es de entre 40 y 42 millones de hectólitros (44,4 millones en 2018). Unos números que asustan. Por este motivo, el mercado ha evolucionado mucho, y ahora mismo hay muchos productos originales alrededor del vino.

Solo hay que hacer una visita a Vicave, para comprobarlo. La climatización de espacios es su especialidad, convirtiendo espacios y zonas en auténticas bodegas climatizadas a medida, con un diseño integrado y con un control total de temperatura y humedad. El lugar perfecto para la conservación de sus vinos.  En esta empresa creen que la tecnología es fundamental para alcanzar los mayores niveles de calidad en sus soluciones, por eso ofrecen todo tipo de soluciones innovadoras como cavas de vino a medida, vinotecas para restaurantes, armarios climatizados, botelleros, etc. Todo con la última tecnología disponible, qué cumple todos los requisitos de los clientes.

Beneficios de las bodegas climatizadas

Las bodegas climatizadas son espacios creados para la producción, el almacenamiento y la conservación de vinos, ya sea en botellas o barriles. Estos lugares, por lo general, son bastante grandes, más o menos como una habitación común. Sin embargo, sus características son otras.

Una bodega climática para vinos debe contar con un sistema de enfriamiento que permita la conservación de las bebidas. Y es que un vino sin la temperatura adecuada, puede ser un fracaso. Para asegurar el adecuado envejecimiento de los vinos, la bodega debe permanecer a la temperatura y niveles de humedad adecuados. En este sentido, los expertos sabrán asesorarte.

La fabricación de una bodega climatizada dependerá del espacio disponible en tu hogar. Eso es lo bueno. Que puedes pedir una bodega a la medida de tu casa. No tendrá que preocuparse por remodelaciones o ampliaciones de último momento, o de meterte en obras que nunca sabes cuando terminarán. Estos fabricantes diseñan un lugar perfecto para sus vinos, de acuerdo con su gusto y con los mejores materiales.

Eso sí, luego hay que buscar unas condiciones óptimas. Por ejemplo, estos armarios botelleros deben contar con un higrómetro, que es el dispositivo que regula la humedad. Además deberá contar con un sistema de refrigeración que mantenga siempre una temperatura de entre 5 y 18 grados centígrados. Algo que posteriormente cambiará dependiendo del vino que queramos elegir.

Los materiales que se utiliza tienen que ser de la mayor calidad. Así podrás estar seguro que cada pieza es única. Esta empresa garantiza que fue fabricada cuidando cada detalle y considerando cada factor que pudiera afectar su colección de vinos.

Grandes espacios

La climatización de espacios es también una de sus especialidades, convirtiendo espacios y zonas en auténticas bodegas climatizadas a medida, con un diseño integrado y con un control total de temperatura y humedad. El lugar perfecto para la conservación de sus vinos.

La humedad relativa de una bodega debe estar entre el 65% y el 75%. En una bodega demasiado seca pueden llegar a resecarse los tapones, mientras que una excesivamente húmeda presenta el peligro de que se alteren los tapones y las etiquetas debido a la aparición de mohos. Pero eso es algo de lo que se tiene que ocupar la empresa.

Ahora entiendes la razón de la importancia que tiene el vino y su forma de fabricarlo y mantenerlo. Acabamos el artículo, dándote datos para que compruebes su valía. Casi 3 millones de personas al año visitan las bodegas y museos de las Rutas del Vino de España, con un gasto cercano a 80 millones de euros al año. Y Se estima que el sector ha invertido de media, en el último lustro, entre 170 y 180 millones de euros al año en proyectos de I+D+i.

Cuando bebas una copa de vino, entenderás todo el trabajo y la innovación que hay detrás. ¿Verdad que merece la pena saborearlo en la boca?