Las franquicias cosméticas, principales beneficiadas del desarrollo de la sociedad de la imagen

19 octubre, 2020
Las franquicias cosméticas, principales beneficiadas del desarrollo de la sociedad de la imagen

Nos encontramos en un momento en el que la imagen personal ha ganado una importancia tremenda a la hora de cultivar relaciones sociales. Esto es algo que las empresas, ya sean franquicias o no, tienen que valorar a fin de que se puedan conseguir los éxitos y propósitos que se persiguen con tesón. Desde luego, a nadie le cabe la menor duda de que todo lo que refuerce esa imagen física personal es idóneo y que esa es la cuestión que pone de manifiesto el aumento en el consumo de productos de cosmética o perfumería.

Eso es lo que ha pasado en el interior de nuestras fronteras y también en muchos otros países, especialmente en los desarrollados. En ellos, elementos como las redes sociales han ganado una importancia tremenda y son los que han provocado que exista una mayor demanda de productos que hagan de nosotros y nosotras personas con más encanto. Ya no solo hay que ser guapo o guapa. También hay que parecerlo. Y para eso, contar con una pequeña ayuda es algo que nadie suele rechazar. La cosmética es una muy buena aliada para ello. Nosotros creemos firmemente que es la mejor.

Los datos que os vamos a mostrar en este párrafo y en el siguiente así lo demuestran. Una noticia que publicó la página web Modaes aseguraba que las ventas en el sector de la cosmética iban a superar los 5.300 millones de euros en el año 2019, algo que finalmente ha terminado siendo real y que mantenía esa tendencia al alza en un sector que durante el año 2018 había sumado un volumen de ventas que ascendió hasta los 5.222 millones de euros. Incluso en este año tan extraño, la gente sigue apostando por la cosmética como una buena amiga a la hora de vender nuestra imagen.

Otra noticia, esta del diario Expansión, aseguraba que el sector de la perfumería y la cosmética seguía creciendo y que, en términos porcentuales, había crecido un 2% en el año 2018. Con este crecimiento, se había conseguido algo de lo más interesante: recuperar los niveles de facturación anteriores a la crisis económica, algo que ha parecido una utopía durante la última década pero que se ha convertido en realidad a causa de mucho esfuerzo y sacrificio. No ha sido, pero hemos conseguido algo que parecía imposible hasta hace no demasiado tiempo.

El nacimiento, desarrollo y crecimiento del mundo online ha jugado un papel fundamental en la industria cosmética y las franquicias que la conforman. Por una parte, ese mundo digital ha puesto el foco en la necesidad de cuidar de la imagen personal de la gente. Y, por la otra, ha sido vital que el comercio electrónico haya ganado tantos puntos en los últimos tiempos. Los profesionales de Avon y Tú aseguran que esos dos puntos han sido clave a la hora de hacer que no solo muchas personas mantengan su apuesta por la cosmética, sino que haya muchas más que, no haciéndolo previamente, se hayan sumado ahora a esta tendencia.

Una cuestión que no solo es de mujeres 

Hablar de la cosmética nos conduce en muchos casos a un error grave: el de tirar de un estereotipo que pone a las mujeres como el público objetivo idóneo de las empresas de este sector. Es cierto que, en el pasado, esto si se relacionaba de un modo más verídico con la realidad, pero ahora ya no. Y es que son muchos los hombres que utilizan algún tipo de producto cosmético con el fin de reforzar esa imagen personal de la que venimos hablando y que es igual de importante para los hombres que para las mujeres.

Afortunadamente, ya se están eliminando todos esos estereotipos de los que hablamos. Para las empresas, eso es vital. Y es que poner el foco solo en la mujer a la hora de diseñar todas las estrategias de publicidad y marketing es un error garrafal. Estaríamos eliminando de un plumazo a la mitad de nuestro público. En los términos de facturación de los que hablábamos estaríamos refiriéndonos a un total de 2.650 millones de euros cada año, un dinero que es fundamental para el sector y que, en caso de no obtenerse, provocaría un cataclismo de dimensiones épicas.

A nadie le cabe la menor duda de que todo lo que tenga que ver con la cosmética va a seguir experimentando una mejora sustancial de cara a los próximos años. Es importante mantener cuidada nuestra apariencia y es evidente que eso va a tener que depender en buena medida de los productos que nos puedan ayudar en este sentido. La cosmética juega un papel muy importante en ello y eso es lo que también va a influir a la hora de que el sector siga manteniendo esa potencia que viene demostrando de un tiempo a esta parte.