A la hora de invertir, ten siempre a mano los mejores consejos

25 abril, 2019
A la hora de invertir, ten siempre a mano los mejores consejos

Cuando nos disponemos a invertir en un negocio, muchas veces no somos conscientes de que es lo que vamos a hacer y es que vamos a poner en juego parte de nuestro patrimonio para intentar sacar unos beneficios. Un dinero que, en muchas ocasiones no llega a venir a nuestros bolsillos y es que invertir, nunca es fácil, todo puede diluirse en cualquier momento. Es por ello por lo que siempre debemos de tener a mano una serie de consejos que nos ayuden a poner nuestro dinero en manos de quien realmente nos puede dar garantías de rentabilidad, ya que, de lo contrario, en muchas ocasiones, los inversores, sobre todo, los que se juegan gran parte de su dinero, acaban arruinados. Es por este motivo por el cual, en las próximas líneas, os queremos dar una serie de consejos de carácter general para que sepáis donde es mejor que invirtáis vuestro dinero y es que si son cantidades pequeñas, no pasa nada, pero si hablamos de cantidades importantes para el patrimonio que tenemos, lo mejor es que lo hagamos siempre de la forma más correcta y sensata posible, ya que solo de esta forma evitaremos problemas futuros.

Cuando nos disponemos a preparar una inversión, lo primero que debemos de tener claro es cuanto vamos a invertir realmente y es que esto puede parecer algo obvio, sin embargo, la realidad es que no lo es y de aquí es de donde parten muchas veces los problemas de que la gente acabe arruinándose. En muchas ocasiones oiréis cifras diferentes, todo depende de a quien se le pregunte o quien nos aconseje, sin embargo, lo correcto es invertir, como máximo, el diez por cien del dinero que realmente nos sobre y que ahorremos cada mes y es que solo de esta forma tendremos la certeza de que, aunque lo perdamos, no nos va a suponer un gran problema para poder seguir viviendo. Esto es lo más normal, si bien hay gente que invierte todo el dinero que consigue ahorrar, algo que está mal ya que como un mes tenga que hacer frente a un gasto imprevisto, no tendrá dinero disponible para poder hacerle frente y esto es algo que, a lo largo de los años, nos ocurre varias veces.

Invertir en el sector correcto también es fundamental. Para los que vivimos en España, invertir en muebles es una de las mejores garantías de éxito. Muebles Saez, una tienda de muebles en Requena,  nos ha confirmado que si tienes una buena gestión, el éxito en este sector puede llegar a ser apabullante. Ellos llevan más de 60 años dedicados en exclusiva al mueble, por lo que nadie mejor que ellos para hacernos ver que invertir en mobiliario es una gran opción. Sin embargo, la realidad es que esta no es la única empresa española puntera, ya que en el top 100 de franquicias también se encuentran otras dos firmas españolas, Dia y Lizarrán. Más concretamente, la cadena de supermercados ocupa el puesto 44 y la de restauración el 61, por lo que son otro de los claros ejemplos de buena inversión.

Pero para todos aquellos que no quieran arriesgar e invertir en empresas en las que realmente no saben si obtendrán o no beneficios, la banca les ofrece otra serie de inversiones que, con un tipo de interés menor, al menos les garantizan que su dinero siempre generará más dinero. Esta es una de las opciones más seguras y es que el riesgo de poner dinero a plazo fijo siempre es bajo, sin embargo, tras la crisis, los bancos tampoco ofrecen mucha rentabilidad y solo se notarían beneficios reales en grandes cantidades, por lo que optar a inversiones con un riesgo moderado, sería la opción más correcta.

Las compañías online, un buen nicho de mercado

Otra de las opciones más demandadas en la actualidad se encuentra en las empresas que operan a través de la red y es que se trata de pequeñas start-ups que al inicio buscan inversores pero que, como crezcan, como es el caso e Facebook o Amazon, generarán a sus inversores una gran cantidad de dividendos. Por ello, si sabemos buscar bien o si estamos bien asesorados, darle un empujón económico a una pequeña empresa nos puede acabar haciendo de oro, siempre y cuando, como es lógico, esta compañía crezca.