Camas articuladas y su éxito

16 diciembre, 2021
Camas articuladas y su éxito

Las camas articuladas eléctricas son cada vez más utilizadas por los usuarios como nos comentan los expertos de Cuidaria.com. El uso de estos somieres de carácter articulado no solo se relaciona únicamente con las habitaciones de los centros hospitales, en este momento las camas articuladas, también se conoce también como las camas eléctricas u ortopédicas, pasando a poder verse en otras habitaciones como residencias, por ejemplo o en algunos hogares.

Pese a que de forma tradicional esta clase de producto es más demandado por personas de edad avanzada, pero también es un hecho como un número mayor de personas jóvenes también las compras. Así es como podemos tener la prueba de que actualmente cada vez cuidamos temas tan importantes como el descanso.

Existen ya fábricas de colchones famosas que optan ya por fabricar por somieres de carácter articulado, tanto si son eléctricos como no, a unos precios realmente más ajustados de lo que eran hasta hace pocos años.

Es un hecho que los fabricantes de camas de tipo articulado han ido mejorando al compararlos con los comieres tradicionales al incorporar un motor con el que poder subir o bajar la cabeza y el pie del colchón a altura del corazón.

Además hay camas articuladas de los últimos modelos que se ajustan con tecnología inteligente, funcionando por voz, llegan a monitorear el sueño, puertos USB, iluminación programable y demás, lo que hace de la cama el centro operativo del dormitorio.

Pensemos que el número de camas articuladas actualmente es reducida, pero ha aumentan cada año. En los Estados Unidos, un número aproximado del 9% de consumidores tienen un somier articulado eléctrico, llegando a aumento incluso un 200% en los últimos años.

Tanto los más importantes fabricantes como distribuidores venden más camas en un número mayor de viviendas y pisos, donde además tienen un soporte mejor para las zonas lumbares y ayuda a realizar los usuarios.

¿Cuál es tu forma de dormir?

Las camas articuladas pueden ser una buena elección, en el caso de que seas de esas personas que se sientan en la cama y ver la TV antes de que te quedes dormido o si te gusta ver Internet en el portátil o Tablet, digamos que es como contar con un sofá en el dormitorio.

En el caso de necesitar un somier articulado por motivos de salud, pensemos en que no la totalidad de profesionales de la medicina han recomendado su utilización, pero si te vale para tener alivio del dolor de espalda, es algo que hay que tener en cuenta.

Aunque las camas articuladas llegan a tener un serio beneficio para los pacientes que tienen problemas en la columna, cuello o la espalda, no son necesarios.

Ventajas de las camas articuladas

Siempre se quiere un buen descanso que tenga efectividad y sea reparador y por ello es fundamental un equipo de descanso bueno y está compuesto de la base y el colchón.

Existen muchas ventajas, lo que da una serie de beneficios a las personas que tienen que estar en la cama y también las que no cuentan con dolencia alguna.

Vamos con algunas de las ventajas más evidentes:

Ayudan a prevenir problemas cervicales y en la espalda, lo que ayuda a que mejore de forma notable la circulación de la sangre, tanto en las piernas y demás articulaciones del cuerpo.

Hacen posible un gran número de movimientos y una serie de posiciones sin que el cuerpo se tenga que mover.

Existen con motores eléctricos, fáciles de utilizar y haciendo posible que gracias a mandos distancias, se pueden ir manejando por el propio paciente o persona que se encuentra acostada, lo que ayuda a contar con una independencia y autonomía de la persona que la usa.

Hacen posible la regulación de la inclinación de cabeza, cuerpo y piernas, lo que le da un gran confort.

Las personas que están convalecientes o que van a tener que estar en la cama durante un largo periodo de tiempo va a facilitar al máximo los trabajos de higiene y de alimentación, además el que se pueda cambiar de postura ayuda, y de qué manera a la comodidad.

Son de gran ayuda para mejorar enfermedades, caso de los reflujos gástricos y otras que van a mejorar de manera automática con un mayor descanso.

En el caso de que la cama tenga un somier que sea elevable, es más fácil hacer la cama sin que se tenga que doblar la espalda.

Si se duerme en pareja, las camas dobles, dan una gran independencia y se adaptan para que cada uno pueda dormir en la posición con la que esté más confortable, sin que ello influya en el descanso de la pareja.