Primeros pasos para la transformación digital en una empresa

9 julio, 2021
Primeros pasos para la transformación digital en una empresa

La transformación digital es un concepto que se encuentra de moda y que seguro que has oído en alguna ocasión, ya que los medios de comunicación suelen hablar de su implantación o ventajas. Sin embargo, se suele abordar este concepto por encima, lo que hace que muchas personas no sepan muy bien qué es la transformación digital.

Así, en este artículo vamos a explicar qué es la transformación digital, las principales ventajas que ofrece y cómo se deben desarrollar los primeros pasos para aplicarla en una empresa.

· Qué es la transformación digital

El concepto de transformación digital es bastante complejo, pero principalmente se trata de la integración de la tecnología en una empresa. Esta integración no solo se realiza mediante tecnología, sino que supone un cambio completo en la compañía, ya que es un proceso que engloba diferentes áreas. Así permite cambiar la forma de operar, mejora los procesos y reduce muchas tareas y aporta valor a los clientes, pero también a los propios miembros de la empresa.

· Ventajas de aplicar la transformación digital en una empresa

Son muchas las ventajas que aporta la transformación digital, y vamos a ver las más importantes.

  • Una de las principales ventajas de la transformación digital es que mejora los procesos productivos, reduce el tiempo de realización de muchas tareas, así como incrementa la eficacia.
  • También las mejoras enunciadas en el punto anterior facilitan el trabajo de los empleados, ya que pueden automatizar muchas tareas, obtener información completa de los procesos o simplemente ejecutar labores de manera más rápida o sencilla
  • La satisfacción de los clientes suele ser mayor, ya que los productos o servicios suelen ser de mayor calidad.
  • La transformación puede suponer oportunidades nuevas de negocio o permitir generar más ingresos a las compañías que apuestan por ella.
  • Es una importante ventaja competitiva con la que destacar frente a otros competidores que todavía no han apostado por la transformación y se han quedado atrás.

· Primeros pasos a seguir y fases de implantación

El proceso de apuesta por la transformación digital es bastante complejo, así debe contar con diferentes fases de implantación que vamos a descubrir.

Identificación de la situación actual

El primer paso de cualquier proceso de transformación digital es identificar la situación en la que se encuentra la compañía, es decir, sus puntos fuertes, débiles o cómo se encuentran las empresas de la competencia.

Desarrollo de la estrategia de transformación

El segundo paso en un proceso de transformación digital es desarrollar la estrategia a seguir. En este punto se deben establecer las acciones concretas, los programas a utilizar por parte de la empresa para ofrecer esa transformación. “Existen muchas soluciones digitales que permiten avanzar a las compañías, algunos ejemplos que pueden utilizar empresas de cualquier tipología son los CRM, control automatizado de los horarios de los trabajadores o worfklows de facturas”, explican desde Micrologic, empresa que ofrece soluciones de gestión empresarial online.

Hay que señalar que en esta estrategia no solo se debe hablar de la tecnología, ni basta con instalar un CRM, sino que la transformación digital debe suponer un cambio completo de la compañía y sus trabajadores.

Transición a la digitalización

La transición a la digitalización debe ser gradual y se debe preparar a los trabajadores y miembros del equipo a la nueva forma de trabajar, a los nuevos programas o máquinas. Por lo que en el paso de transición los empleados deberían adquirir conocimientos sobre los nuevos procesos.

Ejecución

Ahora que ya se conoce la estrategia y se ha introducido a los empleados en la nueva forma de trabajar ha llegado el momento de comenzar con la estrategia.

Optimización

El proceso de transformación digital requiere de un periodo de adaptación y de mejora. Especialmente al principio (aunque lo conveniente sería siempre) hay que medir y analizar los resultados, para en caso de errores o incluso cambios en el mercado o en las tendencias de los consumidores la compañía se pueda adaptar a ellos y anticiparse a los cambios.

En definitiva, el proceso de transformación digital de una empresa es un cambio total en la forma de trabajar por lo que requiere de tiempo y se debe realizar siguiendo todas estas fases, ya que por el contrario, no se realizaría de manera correcta. Pero al ofrecer tantas ventajas es una apuesta beneficiosa para cualquier compañía, independientemente del sector o área de trabajo. Y todas las compañías que no comiencen con la digitalización tarde o temprano se van a quedar atrás, ya que como explican en un interesante artículo de El País (que puedes leer completo haciendo click aquí) la transformación digital ya es una realidad en muchas empresas y en pocos años la mayoría de pymes españolas sustentarán su actividad en procesos digitales.