Informática y tecnología, dos aspectos básicos y no tan caros para emprender

11 abril, 2019
Informática y tecnología, dos aspectos básicos y no tan caros para emprender

Todo el mundo destaca que, en la actualidad, emprender es una profesión que tiene más riesgo que nunca puesto que la competencia en cualquier tipo de mercado es muy grande y porque, además, salimos de una crisis económica que todavía no sabemos a ciencia cierta qué consecuencias va a tener a largo plazo tanto para nuestra sociedad como para las empresas que componen la misma. Aunque el riesgo existe, no cabe duda de que trabajando bien y con información fidedigna podemos ser capaces de conseguir un negocio rentable.

Son muchos los procesos que hay que seguir para tratar de hacer rentable un negocio. Uno de ellos no es otro que el que está relacionado con la tecnología o la informática, que tanta eficiencia y eficacia permite obtener a negocios de muy diferente consideración. Y, aunque la gente tiene la sensación de que este asunto es demasiado caro, lo cierto es que no tiene por qué serlo. Y es que, además, invertir en informática no es un gasto, sino una inversión. Y una buena inversión, además.

A nadie le cabe ya la menor duda de que, por menos dinero del que parece, puede hacerse con modernos sistemas informáticos y tecnológicos que mejoran de una manera considerable el ejercicio de su trabajo. Esto, lejos de ser un capricho, es ya una auténtica obligación para todos y cada uno de los negocios de este país y de buena parte del mundo. Y es que no se puede trabajar en pleno 2019 con los mecanismos y los procesos del siglo XX. Adaptarse a las nuevas demandas de la sociedad siempre ha sido una de las claves para convertir en rentable un negocio y eso sigue siendo tan real como la vida misma.

Muchos empresarios, franquiciados y emprendedores, como decimos, ya se han dado cuenta de lo que venimos comentando. Un artículo del diario La Vanguardia así lo hace saber, poniendo de manifiesto que la inversión tecnológica se iba a duplicar en lo que respecta al año 2018. Es un dato que refleja de una manera realmente importante lo que venimos comentando, que la informática ha adquirido una importancia tremenda y que va a seguir siendo necesaria en la sociedad que está por venir.

Otro artículo, en este caso publicado en el portal web tecnología-informática, hacía hincapié en que estas dos cuestiones están presentes hoy más que nunca en la vida misma de las personas. Según se apunta en dicho artículo, no hay ningún aspecto de informática o tecnología que no esté relacionado con la vida rutinaria y habitual de las personas. Y es que quien esté habituado a trabajar dentro de este tipo de ámbitos es susceptible de conocer de primera mano las ventajas que tiene un aspecto como el de la informática.

Un aspecto como el de la informática es clave para sacarle el máximo partido a todas y cada una de las posibilidades que tiene nuestro negocio de crecer. Desde una entidad como Mantenimiento Informático nos han comentado que, en los últimos años, la inversión en informática y tecnología ha crecido tanto a causa de que han sido muchas las empresas que se han subido al barco de la modernidad y han instalado modernos y eficientes sistemas informáticos que les permiten trabajar de una manera más segura, más rápida, más cómoda y ofrecer mejores servicios a sus clientes.

La moda del ecommerce, relacionada con la informática

En los últimos años ha destacado por encima del resto una moda como la del comercio electrónico, que se ha erigido como una de las que más dinero mueven a día de hoy. Un porcentaje importante de la población tiene claro que esta manera de comprar es mucho mejor para sus intereses puesto que es más cómoda y permite obtener un ahorro de tiempo (en desplazamientos, básicamente) y también en dinero (principalmente por el uso de gasolina).

Si hoy en día es importante y necesario usar las ventajas que nos ofrecen la informática y la tecnología, dentro de unos pocos años hacerlo va a ser completamente obligatorio. Y es que las autoridades públicas están velando por ofrecer todas las posibilidades y facilidades a diferentes empresas para adaptarse a una cuestión tan necesaria y tan básica como lo es la informática y la tecnología. Quien no lo haga estará condenado a trabajar más lento que su competencia. Y ese es un error que no nos podemos permitir cometer.