La presencia del aluminio en nuestro hogar

8 octubre, 2018
La presencia del aluminio en nuestro hogar

El aluminio es uno de los materiales que más presencia ha ido ganando en todo el mundo con el paso de los años y es que hoy en día, prácticamente lo tenemos ya presente en la inmensa mayoría de los productos que usamos en nuestra vida diaria. Las casas, la tecnología e incluso la medicina se han hecho grandes consumidoras de este producto, por lo que no nos es de extrañar que su avance y la investigación en torno a él vaya tan rápido. Tanto es así, que os proponemos un experimento. Pongamos que estáis en vuestro salón y miráis a vuestro alrededor… todos vemos la televisión, el router, los descodificadores, la consola, el mando, el teléfono móvil, algún marco, algunos muebles, las ventanas… todos esos elementos portan en mayor o menor medida, cierta cantidad de aluminio y lo hacen porque es un material asequible al cual le podemos dar una gran cantidad de usos tal y como os acabamos de mencionar. Es por ello por lo que hoy le queremos dedicar este post a un material tan preciado como lo es este en la actualidad.

El avance del aluminio en nuestros días es tal que incluso empresas tan reticentes a utilizarlo, como es la firma norteamericana Apple, está preparando nuevos modelos de sus productos para este otoño los cuales tendrán bordes de aluminio sin color en lugar de la habitual carcasa de acero inoxidable del mismo color como sucedía en el iPhone X. Esto supone un paso importante para la firma tecnológica ya que acostumbraba a revestir sus modelos más punteros con acero, sin embargo, al menos en esta nueva versión de 2018 va a apostar por el aluminio como material clave para sus teléfonos inteligentes.

Pero volvamos a la practicidad de nuestro hogar, en él, tenemos ventanas que, además de darnos luz cada día y dejarnos ver lo que ocurre en la calle a la vez que nos aísla y nos protege de ella, también nos pueden suponer un gran ahorro en las facturas de los servicios y es que unas ventanas adecuadas y punteras nos pueden reducir pérdidas de energía de hasta un sesenta por ciento, lo cual nos permitirá ahorrar en torno al cuarenta por ciento del gasto de nuestro hogar en calefacción y climatización. Para que esto sea así, el perfil de las ventanas es lo más importante para mantener un buen aislamiento térmico. Pero vamos a ir un paso más allá y os vamos a mostrar que tipos de ventanas nos podemos encontrar.

  • Ventanas de aluminio simple. Este tipo de perfil lo conocemos como ventanas de aluminio de serie fría de una forma mucho más común y esto es así puesto que tienen una capacidad aislante bastante baja, tanto si hablamos de sonido como si hablamos de climatización. Este tipo de ventanas se recomienda tan solo para usarse como contraventanas o para cerramientos en los que la capacidad aislante no sea algo fundamental y es que si lo que buscamos son ventanas con aislante térmico o acústico, esta no debe de ser nuestra opción escogida.
  • Ventanas de aluminio de rotura de puente térmico (RPT). En este caso hablamos de un tipo de ventanas concreto que cuenta con un perfil que incorpora elementos los cuales son capaces de separar de forma efectiva los componentes internos de la ventana de los externos. De esta forma se consigue mejorar de forma notable el aislamiento de esta y es por ello por lo que es el tipo de perfil de aluminio que tiene un mejor aislamiento térmico, por lo cual es la más recomendada.

¿Cuáles son las ventajas de la rotura de puente térmico?

La rotura de puente térmico es una tecnología que evita que la cara interior y la cara exterior tengan contacto entre sí y esto se hace intercalando un mal conductor térmico. Este hecho lo conocen a la perfección en Aluminios Franco y es que ellos son expertos en la fabricación de perfiles de aluminio y saben que esto nos permite un mejor aislamiento, tanto térmico, como de sonido, en comparación con las ventanas de aluminio de serie fría. Además, estos perfiles limitan la condensación de forma considerable, en momento en los que la temperatura exterior es baja pero la humedad de la habitación es alta. Sin embargo, aunque en algunos casos no logre eliminarla por completo, al menos si que la mejorará considerablemente.