Subestaciones Eléctricas como forma de ganar dinero

23 abril, 2021
Subestaciones Eléctricas como forma de ganar dinero

Si hay algo que nos da miedo en esta vida es mirar la factura eléctrica. No entendemos cómo es posible que cada mes sea más cuando consumimos menos. Está claro que no sabemos leerla, pero aún está más claro que los políticos no hacen nada por evitarlo. Todos recordamos cuando el Partido Popular en el Gobierno acusaba al no llover de tener que pagar más. Y ahora, que está en el Gobierno de España socialistas y podemitas acusan a que es Europa quien nos le deja bajar la tarifa.

Unos por otros, la casa sin barrer y el contribuyente pagando. Por eso, hemos pensado que la mejor forma de ganar dinero puede ser pasándose al otro lado. Es decir, siendo nosotros los que formemos parte de las compañías eléctricas. ¿Es fácil? ¿Podemos convertirnos en una franquicia de una subestación eléctrica? Vamos a hacer un repaso de lo que más importante que hay que saber.

Para saber mucho sobre este concepto podemos hacer formación

Y luego está la posibilidad de convertirse en franquicias de empresas que como Pasero cuentan con una gran experiencia en este sector. Su buen hacer les ha convertido en un referente. Por ejemplo, puedes llegar a tener el mantenimiento de gran parte de la red de Centros de Transformación de Madrid, actuando en 7 de las 8 UTDs de Iberdrola Distribución Eléctrica en la Comunidad de Madrid.

En las subestaciones eléctricas, el objetivo es fabricar estructuras metálicas y otros soportes y herrajes para las Subestaciones Eléctricas, tanto de nueva construcción como existentes en labores de mantenimiento. Así tienes que hacer la fabricación y reparación de puertas de acceso

  • Soportes aisladores
  • Pórticos subestaciones
  • Bastidores cables: tapas metálicas y soportes
  • Herrajes para fosos de transformadores
  • Realización de arquetas.
  • La carpintería metálica de los CTs

En su caso también fabrican la carpintería metálica de los CTs, los herrajes de interior, efectuamos los montajes de los materiales e incluso realizan la obra civil en las instalaciones, tanto a través de las contratas de Iberdrola como directamente con la compañía eléctrica. Su objetivo es que los clientes dediquen sus recursos y esfuerzos al core eléctrico, mientras ellos se ocupan de las instalaciones y los herrajes que éstas contienen.

De esta forma, realizan el mantenimiento de la cerrajería y herrajes de los CTs, la modernización de las instalaciones y adecuación a nuevas normativas, la corrección de Anomalías de los Planes de Industria y la solución de los problemas constructivos y operativos de dichos locales.

De esta manera, si quieres ser franquiciado de esta empresa, te vamos a dar los valores que ella intenta trasmitir en todos sus trabajos y entre todos sus trabajadores.

  • Realizar las mediciones en obra y comprobaciones de las normativas aplicables antes de fabricar los materiales y empezar las obras.
  • Adaptarse a cada cliente, a sus necesidades, a sus obras y a las complejidades fuera de estándar.
  • Asesorar en la realización de las obras y en la idoneidad de los herrajes y estructuras metálicas proyectadas.
  • Estricto cumplimiento de los plazos comprometidos.
  • Garantizar la seguridad de los trabajadores según las normativas vigentes de Prevención de Riesgos Laborales.

Y por supuesto, en pleno siglo XXI, una empresa tiene que tener unos conceptos ecológicos, que trasmitir. En este caso, una preocupación continua por el Medio Ambiente. De esta forma apuestan por la eliminación de Residuos según legalidad vigente en el marco de la CEE. Todo ello con la intención de ser una empresa limpia, no contaminante. Hasta el punto de que estamos hablando de que es una empresa firmante del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Zonas obsoletas

¿Te ves preparado para hacer algo así? Pues no estaría mal porque son muchas las subestaciones eléctricas que están obsoletas. El otro día pude leer en un artículo que miles de vecinos conviven con transformadores obsoletos. En una zona de Madrid, de las 177 subestaciones eléctricas de la región, 18 de ellas (el 10%) están en la superficie y son viejas, lo que provoca molestos ruidos y olores, constantes cortes y sobrecarga en la red. Son instalaciones de los años sesenta y setenta, cuando la ley permitía colocar estos equipos junto a los edificios e, incluso, dentro de ellos. Esto demuestra que podría haber un nicho de mercado.

Ahora ya conoces mucho más sobre los conceptos básicos a la hora de intentar poner en marcha una empresa que trabaje con las subestaciones eléctricas. El campo es amplio para poder abarcar más sectores, pero también es cierto que hay que cumplir con una normativa y una serie de valores como ha demostrado a lo lago de toda su etapa la firma Pasero.